•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando estaba a un año de finalizar su profesión como Ingeniero Biomédico, en Estados Unidos, Elman Amador supo de un concurso de proyectos emprendedores. Se animó a participar con un proyecto que consistía en un sitio web donde las personas que contaban espacios en sus casas podrían anunciarlo y rentárselos a otros que buscaban donde guardas artículos o sus vehículos.

Ganó el primer lugar y la confianza de unos inversionistas que estaban dispuestos a echar andar la iniciativa.

El joven que soñó con ser científico luego de terminar su carrera se vino a Nicaragua y un día cualquiera se encontró con el tedio de pedir comida a través del teléfono. “Cuando terminé de graduarme y luego que pasó la competencia me quedé inquieto porque sentí que no había hecho lo suficiente. Tuve la idea y comencé a analizar que en Nicaragua no podía pedir comida en línea y se me ocurrió vender comida en línea”, dice.

  • ClickEat es una plataforma digital que les permite a los usuarios hacer pedidos de comida de diferentes restaurantes de la capital.

Así surgió ClickEat una plataforma digital que les permite a los usuarios hacer pedidos de comida de diferentes restaurantes  de la capital. De momento cuenta con 13 establecimientos pero Amador confía en que a medida que crece el proyecto más empresas le apuestan a esta novedosa manera de servicios. “Hemos quebrado la barrera del comercio electrónico en Nicaragua, eso no está en la costumbre”, dice el joven emprendedor.

¿Cómo un ingeniero biomédico decide emprender en un proyecto que no tiene nada que ver con su carrera?

La historia es esta. En el último semestre de mi universidad había una competencia de emprendimiento y decidí participar. La dinámica consistía que en tres días tenías que formar una empresa, gané el primer lugar y dos personas del jurado se nos acercan al final para preguntarnos cuánto dinero necesitábamos para echar andar la idea.

¿Con qué proyecto participaste?

La idea era conectar a personas que tienen espacios o parqueos en su casa con otras. Hay estudiantes que buscan dónde guardar sus cosas y en vez de pagar una gran bodega, podrías pagarle a una persona que tiene espacio. Es una manera de ganar dinero aprovechando lo que usás.

Pero antes de ese proyecto, ¿cuál era tu plan de vida?

Mi plan era realizar un doctorado y ser médico. Sacaba dos títulos en ocho años, quería ser científico y médico a la misma vez.

¿Y en qué momento surge ClickEat como tu idea de negocios?

Cuando terminé de graduarme y luego que pasó la competencia me quedé inquieto porque sentí que no había hecho lo suficiente. Tuve la idea y comencé a analizar que en Nicaragua no podías pedir comida en línea y se me ocurrió vender comida en línea. Se lo planteéé a unos inversionistas y me dieron  un sí. Comencé a investigar el mercado hasta llegar donde estamos.

¿Cómo hicieron con la inversión?

Dos personas nos dieron capital, y recibimos muchos patrocinadores. Nosotros comenzamos con algo básico, súper sencillo, pero que solucionara problemas.

¿Qué obstáculos encontraron en el camino?

Creo que los problemas más grandes han sido legales, desarrollar una empresa en Nicaragua te lleva un mes, es complicado, tuvimos un atraso. Nosotros hemos quebrado la barrera del comercio electrónico en Nicaragua porque eso no está en la costumbre, es algo que la gente no hace y decirle que confíen en nosotros ha sido difícil.

¿Por qué ustedes le apuestan a esta forma? ¿Qué beneficios son los que ofrecen comparado a la manera tradicional de pedir comida?

Los beneficios son muchos, pero los más fuertes son: facilidad y tiempo. La experiencia es lo más fácil, nosotros creemos que las cosas tienen que ser diferentes, es mucho más rápido hacerlo en línea que llamar a un número. En Nicaragua la mayoría de la gente no ocupa su saldo para pedir comida, pero ahora casi todos tienen internet. Otro beneficio es el menú, vos podés ver qué es lo que estás ordenando.

¿Cuántos negocios están tu sitio web?

Tenemos nueve y acabamos de conseguir a otros cuatro,  y por el momento solo aceptamos pagos en efectivo.

Me dijiste que tienen planificado expandirse, ¿cuándo estarán en los demás países y qué condiciona eso?

La semana pasada nos reunimos con dos inversionistas y uno de ellos quiere que nos vayamos a El salvador y empecemos a operar en un año, el otro inversionista quiere que nos expandamos a otros dos países de la región. Nosotros queremos ver en Nicaragua cómo nos va, queremos solucionar problemas aquí, luego creceremos más, en un futuro también desarrollaremos la app.

¿Y cuál es la ganancia de ustedes?

Estar en la página es gratis, nunca pensamos cobrar, nosotros cobramos una comisión, un porcentaje de la venta hecha, no lo paga el consumidor, nuestra meta es que más adelante sea más barato comprar en línea que comprar por teléfono… Queremos con nuestra página ayudar a los negocios pequeños, a los chefs a promocionar sus productos para que restaurantes puedan competir entre grandes y pequeños.

¿Qué metas tenés vos?

Mi objetivo es poner a Nicaragua como el San Francisco de América Latina, una de las metas más próximas es digitalizar los procesos, como pedir comida, pedir por farmacia, es decir desarrollar proyectos que nos hagan la vida más fácil.

¿Vos estudiaste otra cosa, se te ha hecho difícil manejar esta empresa?

Cuando me metí a la empresa no tenía la menor idea de mercadeo, me metí a cursos de experiencias de usuarios para saber cómo diseñar para que la experiencia del usuario sea mejor, también he llevado cursos en desarrollo de negocios.

¿Qué resultados encontraron en el estudio de mercado?

El potencial más grande es unir a Centroamérica como un gran país y operar en las grandes ciudades. La idea es establecer el foodcourt más grande de Centroamérica disponible en línea.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus