•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los fuertes aguaceros caídos durante los últimos cinco días en el departamento de Estelí, han fortalecido  las  esperanzas y el optimismo a los productores porque auguran buenas cosechas en sus cultivos de maíz que se encuentran en la etapa de mayor necesidad de humedad, porque comenzaron a chilotear.  

Noel Centeno agricultor de la zona noreste del municipio de Condega,  dijo que tienen la esperanza que  las “precipitaciones” sigan presentándose en el futuro como hasta ahora se han visto porque en el día hace sol fuerte que les permite levantar los cultivos de frijoles y por las tardes o noches se reanudan.

El temor para muchos como Manuel Calderón, quien es productor de la parte suroeste de la “tierra de alfareros” y Ramón Martínez de Pueblo Nuevo es que se pueda registrar un “temporal” o lluvias constantes que podrían dañar las cosechas de frijoles del subciclo de primera.

RÍOS CORREN

En un monitoreo realizado por el presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos de Estelí, Justo Pastor Mendoza, las lluvias han sido más beneficiosas que perjudiciales.

“Estamos entusiasmados  porque vemos que las quebradas, ríos y otras fuentes superficiales han agarrado bastante agua”. Debido a los últimos tres años de inviernos irregulares muchas quebradas o vertientes se habían desaparecido, acotó.

El líder campesino coincidió con varios productores de base, que indican que la presencia de lluvias ha llevado a El Diamante de Las Segovias más beneficios que perjuicios.

Según Mendoza, actualmente los productores se encuentran en el periodo pico (alto) de la recolección de la cosecha de frijoles pero sobre todo en municipios como Pueblo Nuevo y Condega, donde la producción de ese rubro es alta. Con la modalidad con que están cayendo las aguaceros nos beneficia dijo Mendoza, quien también labora en su finca.

La Estanzuela, al sur de Estelí,  que  durante el  segundo trimestre del año estaba seca  ha comenzado a recuperar su caudal de agua.

Señaló que aunque se necesita de mayor trabajo, los productores en el día recolectan las plantaciones de frijoles, los ubican en galerones o las colocan en cordeles para que las vainas no se humedezcan y el grano no se nazca mientras se aporrea, aclaró.

Así el grano no pierde calidad ni se pudre y con la humedad se benefician porque los cultivos de maíz, sorgo, millón indio (maicillo) se desarrollan.

De igual forma, los pequeños productores integrados a proyectos específicos  con los que han logrado construir estanques o retenciones de agua de lluvia, están esperanzados, a decir de Mendoza, con las captaciones  de agua.

Si las lluvias se “suspenden” por efecto del cambio climático, pueden apoyarse con las captaciones de agua y aplicar los sistemas de riego  por gravedad o por aspersión. Según Mendoza, en el subciclo de   primera, tenían  previsto sembrar  entre 36 mil y 42 mil manzanas pero esa meta fue sobrecumplida, aunque no dio a conocer porcentajes  ni cantidades.  Es de señalar que en periodos normales de cosecha, el departamento de Estelí aporta entre el 18% y el 20% de la producción de granos básicos al consumo nacional, según los directivos de la UNAG.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus