EFE
  •   China  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los países emergentes llegan a la cumbre de jefes de gobierno del G20 que empieza hoy debilitados económicamente por las crisis de Brasil y Rusia, así como por la ralentización de la anfitriona, China.

El bloque de los Brics (China, Rusia, la India, China y Sudáfrica) ha perdido brillo y, cuando sus líderes se reúnan con sus homólogos de los países desarrollados en la ciudad de Hangzhou, no podrán presumir de pujanza económica como en anteriores ocasiones.

“Las economías emergentes se han estado ralentizando, pero desde un ritmo de crecimiento excepcionalmente rápido en la última década”, escribió la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en un artículo publicado este jueves.

Si el Grupo de los Veinte nació en 1999 para dar a los emergentes la voz que no tenían en foros como el G8 (ahora G7) y, tras la crisis financiera de 2008, escenificó su nuevo rol como motores del crecimiento económico mundial, esta vez les señalará como foco de incertidumbre.

El FMI así lo constató al citarlos, en un informe publicado este jueves de cara a la cumbre de líderes del G20, entre los riesgos para la economía mundial.

Para el FMI, los emergentes ofrecen “señales mixtas”, porque en países como Brasil y Rusia el Producto Interior Bruto (PIB) se contrajo el año pasado casi un 4%, mientras que creció en el entorno del 7% en otros como China --pese a su desaceleración-- e India. 

“La creciente influencia de los mercados emergentes significa que los acontecimientos (ocurridos) allí pueden sentirse globalmente”, se lee en el informe del FMI, que destaca los posibles riesgos de una transición económica “turbulenta” en China.

La salud del gigante asiático es una de las principales preocupaciones en el G20, a pesar de crecer un 6.7% interanual en la primera mitad del año, dos décimas menos que en el conjunto del año pasado.

“Mucha gente se pregunta si China podrá mantener un crecimiento firme y estable”, reconoció el presidente chino, Xi Jinping. Xi recordó que su país ha entrado en una “nueva normalidad”, porque el modelo económico que ha guiado su desarrollo reciente es “insostenible” y ahora afronta una etapa de transición hacia un modelo más orientado hacia el consumo y el mercado doméstico, y menos hacia la inversión y la exportación.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus