•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El avistamiento de aves en Nicaragua aún no se ha consolidado como una actividad turística, a pesar de que el país cuenta con más de 750 especies y el privilegio de estar en el centro del continente americano, lo que le permite ser un punto de paso obligado para las aves migratorias que cruzan de norte a sur o viceversa, plantearon empresarios del sector.

Para la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), Lucy Valenti, el aviturismo permitiría atraer al país a turistas que gastarían más del promedio registrado (unos 41 dólares), es por ello que desde su organización han planteado la necesidad de diversificar la oferta turística, incluyendo el avistamiento de aves en las diversas regiones.

“Desde Canatur hemos definido que uno de los productos que nosotros vamos a trabajar e impulsar es el de aviturismo, es un segmento de mercado que gasta mucho, son segmentos con alto poder adquisitivo, en los Estados Unidos hay más de 80 millones de pajareros que recorren ese y otros países, y Nicaragua tiene por encima de 700 especies de aves que ofrecer al mundo y a este segmento”, dijo Valenti.

Según la presidenta de Canatur, en Nicaragua ya existen turoperadoras que ofrecen este servicio, pero urge la necesidad de impulsarlo como un segmento importante. "No hemos desarrollado completamente el producto, hay algunos que ya lo ofrecen, pero tenemos mucho qué hacer para impulsarlo. Se está ofertando, pero es muy poco, necesitamos diversificar la oferta”, agregó.

Te interesa: Nicaragua se une al conteo mundial de aves playeras

El presidente de la Cámara Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur), Leonardo Torres, también coincide en el poco impulso del aviturismo y abogó por trabajar en políticas que contribuyan a desarrollarlo. “Tenemos una fauna bastante extensa en zonas montañosas y río San Juan, hay varias zonas donde hay concentración de aves, pero no las aprovechamos como oferta turística”, planteó Torres.

“Tenemos que sentarnos con las cámaras, hemos discutido cómo hacer para aumentar el gasto promedio del turista, estamos llegando a los 45 dólares, tenemos que aumentar el gasto promedio, la manera de lograrlo es con nuevos productos turísticos, el avistamiento es uno de ellos, tenemos concentraciones y migraciones de aves que nosotros debemos explotar”, insistió el empresario.

Plan

A criterio de Salvadora Morales, presidenta de la fundación de aves Quetzalli, Nicaragua cuenta con un potencial enorme en el avistamiento de aves, pero para explotarlo se necesita un plan integral en el que se incluya el tema de la infraestructura y así mejorar la oferta hotelera, debido a que los pajareros suelen ser bastante exigentes.

“No tenemos condiciones para ese turista. El potencial que tiene Nicaragua es enorme, sobre todo porque tenemos las especies de aves en los diferentes ecosistemas que hay, como en bosques nubosos, tenemos distinta especies, estamos entre el Norte y el Sur de América donde se da la combinación de especies de ambas regiones del continente”, expresó Morales.

Morales precisó que las zonas que pueden ser aprovechadas son el Norte de Nicaragua, donde hay especies bastante carismáticas, Chinandega, hay puntos que tienen aves endémicas, Río San Juan, y el Volcán Mombacho. “Me atrevo a decir que como actividad turística es muy escasa, hay empresas que están trayendo a algunos avituristas, pero es bastante incipiente”, lamenta.

Guías

Valenti, presidente de Canatur, también sostuvo que el avistamiento de aves no es solo contar con las 700 especies de aves, sino contar con condiciones de alojamiento y guías especializados. “Es poca la oferta de servicios que existen para atender a este segmento turístico y una de las limitantes que existe es la falta de guías especializados”, comentó.

  • Nicaragua cuenta con más de 750 especies de aves, es por ello que las cámaras de turismo trabajan en una propuesta para impulsar el aviturismo en Nicaragua.

“Tenemos que promover el avistamiento que gusta mucho, no solo el turismo científico, esto se puede asociar a otras actividades, no solo es sol y playa, las visitas, que no aprovechamos, deben ser novedosas, donde esas aves anidan debemos tener formas de reproducción para hacer sostenible”, manifestó Torres.

Los empresarios coinciden que el aviturismo es un mercado con potencial económico fuerte, que contribuiría a afianzar la oferta del país a nivel internacional y que está sumamente vinculado a la conservación de especies al involucrar a organizaciones no gubernamentales, gobierno y empresa privada.

Según el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) el Sistema Nacional de Aves Protegidas (Sinap) está compuesto por 74 áreas protegidas, de las cuales 66 son terrestres y ocho marino-costeras, con una superficie total de 2,330.783 hectáreas. Además de 63 reservas silvestres privadas que abarcan 9,879.23 hectáreas, para un total 2,340,617.23 hectáreas, lo que equivale al 18% del territorio nacional.

El Banco Central de Nicaragua (BCN), el turista extranjero gastó un promedio de 41.5 dólares al día durante el 2015, un 0.7 % menos en relación con un año antes, informó hoy una fuente oficial, mientras que en 2014 visitante gastó un promedio de 41.8 dólares al día.

La misma entidad pública precisó que en 2015 llegaron a Nicaragua más de 109,000 nuevos turistas, lo que representó un crecimiento de 4.8% en la llegada de visitantes respecto a 2014. 

En total 1.5 millones de visitantes pernoctaron en el país el año pasado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus