•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El proceso de inseminación artificial en las vacas es, genéticamente más rentable que su preñez normal, por lo que además de obtener ganado de calidad, se puede definir el tipo de línea de carne o de leche, consideró el ganadero Abelino Martínez, quien se dedica al proceso de inseminación artificial.

Martínez, quien también se dedica a la crianza y engorde de ganado, manifestó que si el ganadero quiere mejorar su hato tiene que ser en su gran mayoría a base de inseminación porque “vos podés traer toros de primera calidad del extranjero a través de semen, pero si vos lo comprás (el toro) es relativamente costoso. Si tienes un toro bueno lo podés aprovechar al máximo”.    

El ganadero explicó también que el toro bueno es el que transmite sus cualidades a sus descendencias. A su criterio, cada día se está modernizando la ganadería usando la inseminación artificial, porque los toros a estas alturas se están poniendo muy caros, por tanto la inseminación  genética  está tomando un mejor valor y la gente ya está buscando cómo definirse en línea de leche o en línea de carne.

Martínez, indico que la demanda del proceso de inseminación artificial oscila aproximadamente en un 30 por ciento a nivel nacional, no obstante asegura que en el Occidente del país es mucho mayor.  

“Para que las vacas salgan preñadas se puede usar varios toros a través de inseminación artificial y que de manera normal solo se puede usar dos o tres toros o por lo menos un toro por 20 vacas para que nazcan 20 terneros al año“, comentó.

En cambio, agregó, que “a través de la inseminación vos podés comprar 100  ampollas y te garantiza ganado de calidad”,.

“En toro brahman una ampolla cuesta más de 100 dólares. Lo normal dentro de los nacionales es que conseguís semen brahman entre los 30 a 50 dólares. En cambio las mejores ampollas de leche valen entre 10 a 30 dólares de muy buena calidad”, preciso Martínez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus