•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el lema “Cuatro años contribuyendo a la reducción  de la pobreza en Nicaragua”, Catholic Relief Services, Concluyó  el programa Gestión Rural Empresaria, Sanidad y Ambiente (Progresa), que se ejecutaba en 30 municipio de cuatro departamentos del País, como era Nueva Segovia, Madriz, Jinotega y Matagalpa.

En los últimos cuatro años, el gobierno de los Estados Unidos a través del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, (USDA), y Catholic Relief Services, (CRS), apoyó a 4,882 productores pecuarios y agrícolas de  los departamentos de Nueva Segovia, Madriz, Jinotega y Matagalpa, contribuyendo a la generación de 5,513 empleos.  Estos esfuerzos generaron U$82 millones en ventas de productos agropecuarios  a través de la ejecución del Programa Desarrollo Empresarial, Sanidad y Ambiente (Progresa), destaca una nota de la Embajada de EE.UU. en Managua.

Jorge Brenes director del programa Progresa, recordó que cuando lanzaron el programa en Palacaguina, se plantearon dos objetivos fundamentales de aumentar la productividad de distintos rubros y facilitar a los productores el acercamiento a los mercados, pero para ellos los beneficiados tenían que participar activamente en el programa y en el desarrollo del conocimiento de los productores y de su cooperativa, señaló.  

“Cuando comenzamos con el sistema de riego, la meta era promover 196 manzanas, alcanzamos 375, en el caso de macro túneles y mega túneles, la meta inicial era de 121 unidades y se lograron establecer 312, esto último hizo posible nuevamente que la siembra de tomates y chiltomas vuelva a surgir, ya que la gran cantidad de plaga se hacía casi imposible producir estos rubros”, dijo Brenes.

Añadió que el programa contemplaba apoyar 158 manzanas de hortalizas y finalmente terminaron atendiendo las 364 manzanas. “En ganadería nos propusimos instalar 75 cercas eléctricas y logramos instalar 113 equipos; y con el objetivo de contar con agua limpia para la ganadería, nuestra meta pasó de 211 a 438 abrevaderos y de 60 a 99 reservorio para cosechar agua y de 119  picadoras de pastos a 448, lo que fue posible gracias a su determinación, deseo de progresar y la confianza que pusieron en CRS y los socios locales” señaló el Brenes.

Más: Emprendedores nicas rumbo a Washington

La tecnificación 

El productor y representante de la cooperativa La Unión, José María Pinel Herrera, dijo que el quehacer productivo de sus socios ha cambiado desde que Progresa se puso a la par de los productores  y aunque hay muchos retos que enfrentar, se ha mejorado la vida de los hombres del campo.

El productor Héctor Zarante, señaló que al inicio no fue fácil cambiar la forma de producir, porque veían al técnico como un loco y hasta con ganas de correrlo porque decían que no tenían pastos para el ganado solo maleza, pero ahora cuatro años después, se dan cuenta que el técnico tenía razón y que ahora le están agradecido, señaló.    

Por su parten, la representante de CRS en Nicaragua, Anne Bousquet  destacó que el gran peso que tienen los pequeños productores en Nicaragua es grande, particularmente en aquellos rubros que son de vital importancia para la subsistencia alimentaria de la población, aunque reconoció que los problemas que enfrentan los productores agrícolas y ganaderos cada día son muchos y lo vienen acarreando hasta convertirse en problemas estructurales.

Citó  como parte de los problemas que enfrentan los productores, el bajo rendimiento productivo, semillas de mala calidad, poco acceso al crédito, falta de acceso al mercado, infraestructura de postcosecha, el no uso de tecnologías productivas apropiadas, problemas climáticos.

Al cierra del programa Progresa asistió la embajadora de Estados Unidos Laura F. Dogu, quien dijo que ha visto muchos logros en estos cuatro años con el Progresa     que brindó apoyo a más de diez mil productores y productoras en temas como las buenas prácticas agrícolas, administración de fincas, buena nutrición de ganado y tecnologías para el rendimiento productivo.

La inversión que se realizó en este programa fue de US$13.5 millones y ahora se trasladan a la zona del Caribe Norte con otro proyecto con el fin de apoyar a otros pequeños productores que lo necesitan, señaló la embajadora Dogu, quien agregó que cuando vino a Nicaragua, se dio cuenta la importancia que tiene el sector agropecuario para le economía nacional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus