•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Representantes de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur), estiman que ese sector ha vendido más de 3,000 viviendas en lo que va del año.

Ricardo Meléndez, vicepresidente de Cadur, explicó ayer que al cierre de las estadísticas de colocación de viviendas, en los primeros cuatro meses del año, los urbanizadores afiliados a esa cámara habían vendido un total de 2,000 viviendas, por lo que a la fecha ya habrían colocado unas 3,500 casas.

Los urbanizadores esperan vender 5,000 viviendas en todo este año. En el 2015, según Cadur, colocaron 4,500 casas.

Cadur inauguró ayer su feria Expovivienda 2016, en la que se están exponiendo, de acuerdo con Lacayo, más de 60 proyectos urbanísticos. Esa feria estará abierta hasta el próximo domingo.

El presidente de Cadur dijo que los urbanizadores del país actualmente tienen un inventario de 12,000 viviendas, de las cuales casi 6,000 son de interés social y más de 6,000 para los segmentos de ingresos medio y alto.

Lacayo destacó el dinamismo que está experimentando la construcción de proyectos habitacionales en el país, así como el financiamiento, los subsidios y bonos a los proyectos de interés social, lo que está contribuyendo a incrementar la oferta de viviendas.

  • 20 mil dólares es el techo del precio de una vivienda de interés social en la actualidad, según la ley de vivienda del país. 

El urbanizador dijo que la banca, que hoy dispone de fondos para financiar viviendas por más de US$600 millones, ha contribuido al impulso del sector vivienda “al financiar decididamente la compra de casas” a la población.

Lea: Más subsidios para viviendas

“Los fondos del sistema bancario actualmente ascienden a más de US$600 millones para financiamiento de compra de viviendas”, sostuvo el representante de los urbanizadores.

“Para nosotros es importante ese dinamismo de los bancos y el decidido apoyo para la colocación de viviendas, porque nosotros actualmente en esas viviendas de interés social que tenemos, que son unas 6,000, se necesitan US$120 millones para la colocación (de esas casas), y para la vivienda de ingresos medio y alto se necesitan más de US$330 millones para colocarlas”, explicó Lacayo. 

Subsidios fluyen

Por otra parte, tanto los representantes de Cadur, como la codirectora del Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), Vanessa Gómez, aseguraron ayer que los subsidios y bonos destinados a la vivienda de interés social en el país “van fluyendo con normalidad”.

Gómez, quien destacó que la feria será muy importante para dar a conocer los mecanismos que brinda el Gobierno para que las familias puedan adquirir viviendas de interés social, explicó que existe un bono de US$2,000 para la prima de una vivienda de menos de US$20,000; así como el subsidio de 2.5% a la tasa de interés de los créditos de vivienda que brinda el sistema bancario hasta un monto de US$32,000.

“Nosotros continuamos la entrega de subsidios a la tasa de interés, siempre trabajando de la mano con los bancos, que son los que llevan el asunto de los créditos hipotecarios”, expresó la funcionaria, sin mencionar una cifra específica de los montos de subsidios y bonos entregados.

Te interesa: Venta de viviendas nuevas en Nicaragua se ha multiplicado por 10 en seis años

Por su parte, Ricardo Meléndez, urbanizador y vicepresidente de Cadur, aseveró que no ha habido problemas con los bonos para la prima de vivienda. “Lo que ha tomado tiempo es hacer llegar la información a la población para que sepa que esos bonos están disponibles y cuáles son los procedimientos que hay que hacer para acceder a esos bonos”, afirmó el empresario.

“A inicios del año nos planteamos dentro de nuestras expectativas que iba a ser un año muy productivo con la entrega de subsidios, bonos a la prima, dirigidos especialmente a viviendas de interés social”, dijo Meléndez, quien sostuvo que los subsidios “están fluyendo”. 

En relación con el mismo tema, Héctor Lacayo expresó: “Ahorita estamos caminando bien. Vamos con un buen ritmo y lo importante es que sigamos con el mismo dinamismo que hemos estado (en el sector de la vivienda)”.

  • 2.5 por ciento es el subsidio aplicado a la tasa de interés de los créditos de vivienda, cuyo monto es menor a US$32,000. 

Pasivo laboral, otro mecanismo

Otro de los temas abordados ayer, durante la inauguración de la Expovivienda 2016, fue el del mecanismo de fomento para la vivienda en Nicaragua conocido como “pasivo laboral”.

Vanessa Gómez enfatizó en que lo importante de ese mecanismo es darlo a conocer para que la población lo solicite.

Según Gómez, consiste en que todo trabajador “que tiene como mínimo siete años de estar en planilla puede optar a las dos terceras partes de su antigüedad laboral para fines habitacionales”. Es decir, que ese trabajador puede solicitar esos recursos para aplicar a la compra de una vivienda, la compra de lotes de terrenos o mejoras de viviendas.

Los urbanizadores, Lacayo y Meléndez, opinaron que es un buen mecanismo y que hay que impulsarlo más para continuar dinamizando la construcción de viviendas. 

También: 1,500 nuevas viviendas se construirán en Carretera Norte

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus