EFE
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La actual "incertidumbre" global y la baja inflación en EE.UU. justifica que la Reserva Federal actúe con "prudencia" respecto a las tasas de interés, indicó ayer Lael Brainard, una de las gobernadoras del banco central estadounidense, en una muestra de la división interna en la institución.

Para Brainard, uno de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés) de la Fed con voto fijo en las reuniones de política monetaria, la inflación aún baja y la debilidad global "aconsejan prudencia en la retirada del estímulo monetario".

"Creo que este enfoque nos ha funcionado en los meses recientes, ayudando a apoyar mejoras en el empleo y progreso en la inflación", dijo Brainard en un discurso en el centro de estudios Council on Global Affairs de Chicago.

Las palabras de Brainard se producen apenas a dos semanas de la próxima reunión de la Fed del 20 y 21 de septiembre sobre política monetaria. "En presencia de incertidumbre y ausencia de una aceleración en las presiones inflacionarias, sería insensato cerrar la posibilidad de mayores avances en el mercado laboral", agregó, al comentar la tasa de desempleo en EE.UU., que cerró agosto en 4.9%, y la inflación anual que se mantiene en torno al 1%, por debajo del 2% anual marcado por el banco central.

Las tasas de interés actualmente están entre el 0.25 % y el 0.50%, tras la subida realizada en diciembre pasado, y los mercados apuestan por una posible alza antes de final de año.

Brainard, que trabajó como subsecretaria de Asuntos Internacionales del Tesoro antes de entrar en la Fed, recalcó que "las presiones a la baja de la inflación y la escasa demanda exterior probablemente pesen en las perspectivas de EE.UU. por algún tiempo y la fragilidad en los mercados globales podría suponer riesgos aquí en casa".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus