•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para Benjamín López, un joven de 29 años, egresado de la carrera de Ingeniería en Sistemas de Harding University, Arkansas, Estados Unidos, el concepto de emprendedor tiene un significado que va más allá de fundar una empresa y liderarla. Su concepto de emprendedor, está íntimamente relacionado a lograr cambios en la sociedad.

En 2005 López, originario de Managua, fue beneficioado por el programa de becas de la Fundación Walton y a su regreso vino con la idea de fundar una empresa que brindara empleo a jóvenes nicaragüense, específicamente en el ramo de la tecnología.

“Uno de mis grandes motivadores ha sido el poder lograr un cambio en mi sociedad. Ser emprendedor no lo veo como crear una empresa y liderar, más bien es el impacto positivo que se tiene en la sociedad a través de esta y sus servicios”, comenta López, el empresario que tiene como prioridad trabajar con la comunidad de desarrolladores de software de Nicaragua, un mercado que a su criterio tiene una alta demanda de servicios de Tecnología de la Información (IT).

La empresa de este emprendedor se llama Ooqia, cuya etimología proviene de la silueta del código del conocimiento en griego, y surgió por la evolución de la ciencia de la Tecnología de la Información (IT), la alta demanda de servicios que existen en este campo, principalmente en el desarrollo de software, y la reducida oportunidad en el país para aprovechar el talento existente.

“Consideramos los siguientes niveles de la pirámide del conocimiento: sabiduría, conocimiento, información y datos. Luego de pasar por el conocimiento llegamos a la sabiduría, buscamos un nombre que representara este nivel y que lográramos construir una empresa que constantemente estuviera buscando esta evolución”, explica.

Uno de los temores que sintió cuando empezó con su emprendimiento era que el país no estuviera formando suficientes ingenieros para poder atender las múltiples necesidades de la industria. Su equipo le demostró que sí había personal capacitado en Nicaragua. Ooqia emplea a 30 personas, actualmente, y todos son jóvenes egresado de universidades nicaragüenses.

Cuando formó la empresa se propuso también abrir un espacio para que estudiantes de ingeniería en sistemas realizaran sus pasantías, esta iniciativa ha permanecido durante los tres años de operación y ha beneficiado a varios jóvenes.

Servicios

El fundador de Ooqia sostiene que la empresa brinda servicios de tercerización para la industria de IT y se especializa en el desarrollo de software. “Desarrollamos software en múltiples industrias como sistemas informáticos cartográficos, comercio en línea, juegos educativos, sistemas regulados, sistemas de aprendizaje en línea, entre otros”, detalla López.

Según él, dentro del mercado internacional se ha consolidado como una empresa altamente competitiva gracias al talento nicaragüense que poseen, ya que todas las virtudes de la cultura del país cambian radicalmente la experiencia de crear software. “Hemos logrado crear una comunidad de desarrolladores que promueve la colaboración entre industria e incrementa el valor agregado que le presentamos a nuestros clientes”, agrega.

"Dentro del mercado internacional somos una empresa altamente competitiva gracias  al talento nicaragüense que poseemos. Todas las virtudes de nuestra cultura seenriquecen con la experiencia de crear software”. Benjamín López, emprendedor.

La premisa que ofrece es que su compañía es única en Nicaragua debido que el 100 por ciento del giro de negocios es tecnológico. “Es un modelo de negocio que permite compartir las mejores prácticas de múltiples industrias para obtener resultados de bajo riesgo y muy efectivos”, resalta.

La empresa se fundó en 2013 y desde entonces ha alcanzado un crecimiento de 100% anual, sin embargo su creador considera que aún falta diversificarse para brindar servicios de incubación e innovar más en el mercado nicaragüense, de modo que pueda crecer y competir con compañías internacionales.

Sus palabras de superación tienen como partida el trabajo de ayudante administrativo que desempeñó  a su corta edad, lo que, según él, lo expuso a pequeñas, pero valiosas, oportunidades de líder. “Todas mis experiencias previas formaron a quien soy hoy. Trabajar de asistente me mostró a temprana edad los logros alcanzados bajo mucho esfuerzo. Las pequeñas oportunidades de liderazgo me ayudaron a querer siempre conseguir los mejores resultados como equipo”, comenta.

En los próximos 10 años, López ve a Ooqia como una empresa madura y especializada, convertida en líder regional y con un gran número de clientes. “Me veo trabajando con alianzas estratégicas de múltiples instituciones de apoyo a Mipymes y mostrándole al mundo la calidad de nuestro servicios”, concluye.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus