MGR. Theódulo Báez Arguello
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En temporada de días feriados las empresas aprovechan para lanzar sus promociones, las cuales son las más esperadas por los consumidores. Esos descuentos tienen varios regímenes legales que hoy te explicamos. 

El Diccionario para contadores del maestro Erick Kolher, define descuento como aquel que se le concede a un cliente sobre un precio de lista, antes de tomar en consideración las condiciones de crédito. 

Este descuento se aplica antes de realizar la venta y debe aparecer reflejado en la factura. También existen descuentos realizados con posterioridad a la emisión de la factura, (descuento por pronto pago); cuya definición es la cantidad que se concede por la pronta liquidación de una cuenta derivada de una venta. 

El artículo 122 de la Ley de Concertación Tributaria (LCT), señala que el responsable recaudador cuando efectúe descuentos, deberá expedir nota de crédito en donde conste en forma clara el IVA que se restituye, excepto cuando el descuento se conceda en la factura emitida o documento contable correspondiente. 

En este último caso, el artículo 85 del Reglamento de la LCT, indica; en el ítem, rebajas, bonificaciones y descuentos. Para que el monto de las rebajas y descuentos no formen parte de la base imponible del IVA, deberá reunir los requisitos siguientes: que correspondan a prácticas comerciales generalmente aceptadas o de uso corriente; que se concedan u otorguen por determinadas circunstancias de tipo compensatorio, monto o volumen de las ventas, pago anticipado y otras; que se otorguen con carácter general en todos los casos y en iguales condiciones.

Esto significa que al momento de realizar la facturación, el IVA debe aplicarse sobre el valor ya deducido el descuento. Si el descuento se realiza con posterioridad a la emisión de la factura, se deberá emitir la nota de crédito referida en el artículo 122 de la LCT.

Los Planes de Arbitrios Municipal y del Municipio de Managua, señalan la obligación de pagar el 1% sobre los ingresos brutos obtenidos por las actividades realizadas de forma periódica, eventual u ocasional. 

Estas normas no hacen referencia explícita a la deducción del descuento al momento de aplicar el 1% sobre los ingresos por los cuales se tiene obligación de tributar, sin embargo, la práctica es aplicar el impuesto reduciendo el monto de los descuentos, rebajas, devoluciones y bonificaciones. 

En el caso del pago del Anticipo IR, el ingreso para efectos del pago de este impuesto es el ingreso bruto antes del descuento concedido al cliente, según lo disponen los artículos 36 y 63 de la LCT. 

El artículo 39 numeral 25 de la LCT considera como gasto deducible de la renta bruta para efectos del IR de Actividades Económicas las rebajas, bonificaciones y descuentos, que sean utilizados como política comercial para la producción o generación de rentas gravables. 

Puesto que los gastos derivados de una rebaja o descuento tienen como único objetivo aumentar las ventas, es decir contribuir de forma directa con la generación de renta gravable, por tanto deben ser considerados como gastos deducibles del IR de Actividades Económicas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus