•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La apertura económica de Cuba, pese a que es todavía limitada y encierra "vacíos jurídicos", debe ser aprovechada por la inversión estadounidense, especialmente en los sectores agroalimentario, hotelero y de infraestructura, dijo Alliette DelPozo, experta en inversión empresarial en la isla.

"El Gobierno cubano tiene gran interés en atraer inversión extranjera en dos sectores como la agricultura y la hotelería y en  la zona franca del Mariel", aseguró DelPozo Rodz, abogada de la firma Shutts & Bowen y experta en inversión extranjera en Cuba.

Para DelPozo, la cercanía geográfica de EE.UU. con Cuba supone, frente a otros países, una "ventaja" a la hora de hacer negocios, por el menor coste económico que entraña el envío de mercancías desde puntos como Miami, Tampa o Fort Lauderdale (Florida).

Unas oportunidades que, desde que comenzó a finales de 2014 el deshielo en las relaciones entre Washington y La Habana, no deben dejar pasar las empresas privadas estadounidenses, eso sí, previo estudio de los riesgos, las regulaciones de ambos países y la adquisición de licencias, agregó la abogada y presidenta del Grupo de Trabajo de Cuba de la citada firma.

Y es que en un momento en que muchas iniciativas internacionales tienen como destino la isla caribeña, los sectores productivos estadounidenses cuentan con grandes ventajas potenciales, a medida que se suaviza el embargo comercial contra Cuba.

Negocio favorable

Especialmente teniendo en cuenta que, según "perspectivas económicas", agregó DelPozo, se van a "poder negociar acuerdos más favorables que crearán buena competencia con compañías foráneas ya instaladas en la isla".

"Hay negocio en Cuba" y este es el momento, por el nuevo panorama que se abre ante la isla, para que las compañías estadounidenses saquen rédito a su capacidad exportadora y a la "cartera de oportunidades", sostuvo DelPozo.

En ese contexto avanzó una recomendación: que las compañías estadounidenses interesadas "vayan ahora a Cuba, evalúen, vean el interés y, si lo hay, procedan con las licencias requeridas por EE.UU. y la legislación y las regulaciones cubanas".

"Este es el momento para empezar a hacerlo; dará gran ventaja a los que primero empiecen a hacerlo, ya que toma tiempo (el proceso)", apuntó.

Recordó que el sector turístico en la isla creció en el año 2014 un 50%, un aumento que se mantuvo en el 2015, y que reflejó también la llegada de turismo estadounidense.

Las inversiones estadounidenses no se han hecho esperar en este sector, y en julio pasado la empresa hotelera Starwood Hotels abrió el primer hotel operado por capital estadounidense en 60 años.

El Four Points de la Habana, propiedad de los militares cubanos y ahora administrado por Starwood, es el pionero en abrir unas inversiones que han atraído un gran interés en Estados Unidos, pero que han levantado algunas críticas por no estar a la altura de la calidad y comodidad esperadas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus