•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Fincas de producción  agroecológica han venido a dar solucionar en la producción de alimentos para las familias campesinas. El reto es el uso de variedades de semillas con buenas prácticas agroecológicas, protección a la biodiversidad  en pequeñas fincas o parcelas, para que las familias campesinas puedan acceder a alimentos sanos y enfrentar la crisis ambiental.

Tal es el caso de Martín Vicente Padilla, Yasica Sur, comunidad La Grecia, San Ramón, Matagalpa, que tiene la cultura  de la agroecología  y economía campesina para garantizar la soberanía alimentaria en su municipio. Él es parte de los promotores, campesinos y  experimentadores que han sido capacitados por Maonic, organización miembro de la Alianza Semillas de Identidad, que promueve un movimiento social de campesinos y campesinas a favor de las semillas criollas y acriolladas.

"En mi experiencia trabajo mi tierra sin químicos, la idea es producir lo que comemos de manera sana y saludable, producir diversificado. Tengo por ejemplo el maíz, los frijoles, la carne con las gallinas y cerdo que criamos, huevos, y mi propio abono para la siembra. Se trata de diversificar la producción, los alimentos para la economía familiar”, dice Padilla.

En la finca trabaja con su esposa y sus hijos, es un trabajo de equipo y han recibido capacitaciones desde hace cuatro años, pero tiene 20 años de trabajar de manera orgánica.

"Hacemos compost (abono orgánico) mineralizados, biofertilizantes mineralizados, obras de conservación de suelos y agua,  protegiendo el medioambiente”.

Recomienda a otros productores

"Siempre hemos vivido de la finca, nuestros ingresos podrían andar entre tres y cuatro mil córdobas mensuales cada uno, fuera de la alimentación. En varias comunidades de San Ramón las parcelas agroecológicas son un medio económico que prestan las condiciones para mantener a las familias de la misma tierra, la recomendación sería trabajar por el bienestar de la tierra, no se necesitan químicos  y puede producir sus propios frutos.

"El café no lo vendemos a intermediarios, lo vendo libreado para buscar un valor agregado, tenemos miel leche que sale todos los días, hacemos jaleas y así se percibe un ingreso familiar.

Producimos cacao y lo sacamos en grano, procesado y seco. Mis hijos están estudiando y con los ingresos diversos pagamos la universidad”, dijo.

En pequeñas parcelas,  Martín Vicente Padilla capacita en agroecología a otros productores y ofrece servicios de comida en su finca ecoturística de nombre Espadilla, que es como una escuela de campo. Actualmente en el país, la Alianza Semillas de Identidad promueve la agroecología como forma de conservar los recursos genéticos, la biodiversidad y las semillas criollas y acriolladas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus