•   Argel  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los países miembros de la OPEP acordaron ayer en Argel congelar la producción de crudo con el objetivo de reducirla a 32.5 millones de barriles diarios a lo largo de 2017.

Esta cantidad supone rebajar en casi un millón de barriles la producción actual de petróleo de los países de la OPEP, que es de 33.4 millones barriles diarios.

El acuerdo fue adoptado ayer en Argel en una reunión informal de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y deberá ser refrendado en Viena en un encuentro formal de la organización, el próximo 30 de noviembre.

Eulogio del Pino, ministro del Poder Popular de Petróleo de Venezuela, afirmó que en la próxima reunión del 30 noviembre de la OPEP en Viena se decidirá de cuanto será la reducción de la producción de petróleo y durante cuanto tiempo.

"Hemos llegado a un buen acuerdo y se ha hecho con base en una propuesta de Venezuela presentó este verano", afirmó el ministro venezolano a la salida del reunión informal de la Organización de Países Exportadores de Petróleo en Argel.

Tras conocerse el acuerdo, el precio del petróleo de Texas (WTI) se disparó ayer 5.32% y cerró en US$47.05 el barril, el nivel más alto desde el 8 de septiembre.

El barril de petróleo Brent para entrega en noviembre también experimentó una fuerte subida y cerró en el mercado de futuros de Londres en US$48.69 , un 5.91 % más que al término de la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures con un ascenso de 2.72 dólares frente a la última negociación, cuando acabó en 45.97 dólares.

En declaraciones a la agencia de noticias Shana, el ministro iraní de Energía, Bijan Zaganeh, confirmo el acuerdo pero rebajó la euforia al afirmar que el pacto "es para gestionar el mercado".

Según medios argelinos, la noche del martes cuando las posibilidades de acuerdo parecían diluirse, intervino el propio primer ministro argelino, Abdel Malek Selal, para intentar alcanzar una solución de consenso.

A la baja

El precio del petróleo de Texas (WTI) se disparó ayer 5.32% y cerró en US$47.05 el barril, tras publicarse que los países de la OPEP han llegado a un acuerdo para limitar la producción.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en noviembre subieron con fuerza US$2.38 con respecto al cierre anterior.

El petróleo de referencia en EE.UU. se situó en su nivel más alto desde el pasado 8 de septiembre, tras publicarse que los países de la OPEP han acordaron en Argel congelar la producción para reducirla a 32.5 millones de barriles diarios a lo largo de 2017.

El acuerdo fue adoptado ayer en Argel en una reunión informal de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y deberá ser refrendado en Viena, en un encuentro formal de la organización el próximo 30 de noviembre.

Antes del anuncio procedente de Argel, los operadores del Nymex también celebraron el informe del Departamento de Energía, que reveló que las reservas de crudo en Estados Unidos cayeron la semana pasada 1.9 millones de barriles hasta 502.7 millones.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en octubre, aún los de más próximo vencimiento, subieron 8 centavos hasta US$1.47 el galón, tras publicarse que sus reservas subieron la semana pasada en 2 millones de barriles hasta 227.2 millones.

Finalmente, a la espera de que se conozca el estado de sus reservas, los contratos de gas natural con vencimiento en ese mismo mes bajaron algo más de 4 centavos y terminaron en 2.95 dólares por cada mil pies cúbicos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus