•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Esta semana, la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), acordó recortar la producción de crudo como una medida para estabilizar los precios del mercado, pero esto supondría un impacto económico para Nicaragua al elevarse el costo de la energía y los combustibles. César Zamora, presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua, señaló que eso significa más costo para el país porque si sube el petróleo, Nicaragua tendrá que sacar más dinero para pagar por el crudo. “Ese acuerdo no es nada bueno para la nación”, reiteró. “Lo que necesitamos es ver cuánto va a subir, si hay una sobreproducción en países de la OPEP, afectará en los precios de los combustibles, no hay efecto positivo para el país, la producción de energía también tendrá impacto”, sostuvo el presidente de la Cámara de Energía. 

A criterio del economista Mario Arana, lo importante para Nicaragua es que no existen posibilidades de que el barril de crudo vuelva a costar más de 100 dólares. “No se espera una reactivación de los precios de una manera alarmante”, agregó Arana. Antes de la reunión informal sostenida por la OPEP, el ministro argelino de Energía, Nureddín Bouterfa, sugirió que un barril de crudo en torno a 60 dólares, permitiría retomar la inversión y beneficiar así tanto a los propios productores como a los consumidores. Al respecto, Arana analizó que el precio de 60 dólares impactaría, debido a que actualmente se está a comprando a un cantidad más baja. “Cualquier alteración se sentirá en los precios de combustible, en la energía subiría, el potencial de afectación está en la medida que sube el crudo”, añadió. “Si se eleva a 60 dólares, comienzan a producir los pozos de Estados Unidos que han estado detenidos, no es tan fácil predecir que llegue a 60 dólares, las reacciones que tenemos es que de aquí al 2025 pudiera llegar a los 80 dólares”, consideró Arana. 

Factura 

Los bajos precios del crudo  tambien han influido en la  factura  petrolera de Nicaragua. Según el Informe de Comercio Exterior del Banco Central de Nicaragua (BCN)  entre enero y  junio esta reflejó una reducción de 29.3% al disminuirse a US$294.7 millones. De acuerdo al informe, esa disminución obedeció principalmente a una caída  interanual de 34.8% en el precio del petróleo contratado, en comparación al mismo período de 2015. En el período de enero a junio de 2015, Nicaragua facturó US$416.9 millones. De esa cantidad, se pagó US$169.3 millones por 2.8 millones de barriles de crudo, superior a los US$87.7 millones por 2.2 millones de barriles de este año.  De enero a junio, el país también facturó US$76.6 millones por importación de diesel, US$57.3 millones por gasolina súper y regular y US$16.2 millones por fuel oil, según reportes del Banco Central. El pago petrolero de Nicaragua se vino a la baja después de 2014. En ese año, el país facturó US$594.5 millones en importaciones de crudo y sus derivados, de acuerdo a reportes de la institución bancaria nacional. La baja de los precios del petróleo a nivel internacional ha favorecido la factura petrolera, aunque en Nicaragua, ha habido un aumento leve en los precios de los combustibles.

Reacción de mercado

Los precios del petróleo terminaron ayer en Nueva York, consolidando sus ganancias luego de que la OPEP y los mercados vencieran los temores sobre el futuro del Deutsche Bank.  Los precios del barril de “light sweet crude” (WTI), referencia estadounidense para el crudo, para entrega en noviembre, ganó 41 centavos a 48,24 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

Variación

Por el contrario en Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en noviembre, no logró superar la barra de los 50 dólares y finalmente perdió 18 centavos a 49,06 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE). Los precios del petróleo se dispararon el miércoles tras el anuncio de la OPEP tras una reunión en Argel. Pero desde entonces no han superado el precio simbólico de 50 dólares.

“Uno de los factores que frenan los precios es el escepticismo sobre la capacidad de la OPEP para repartir el objetivo declarado de producción entre 32,5 y 33 millones de barriles diarios en cuotas por países, en su reunión ordinaria de noviembre”, indicaron analistas de Commerzbank en una nota. Otra incógnita es la posición de Rusia, que no es miembro de la OPEP y mantiene la ambigüedad. El país es uno de los mayores productores mundiales de crudo y produjo a un nivel récord de más de 11 millones de barriles diarios en setiembre. 

“Hablamos de mantener los niveles (de producción) alcanzados. Pero saber a qué nivel, está todavía en discusión”, advirtió el viernes el ministro ruso de Energía, Alexandre Novak. El precio del barril del petróleo venezolano ganó 1.23 dólares y cerró la semana en 38.81 dólares frente a los 37.58 de la semana pasada, de acuerdo con el informe que difundió el Ministerio de Petróleo y Minería del país caribeño. “El anuncio de la OPEP de un acuerdo para establecer límites a la producción en su próxima reunión de noviembre y la disminución de los inventarios comerciales de crudo de Estados Unidos, dieron impulso a los precios petroleros durante la semana”, dice el informe semanal. Con el registro de esta semana, el precio medio de venta del petróleo venezolano en lo que va de año se sitúa en 33.36 dólares, por debajo de los 44.65 del año pasado y de los 88.42 dólares de 2014.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus