•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los ministros de Finanzas de los países de la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile, México y Perú), a los que se sumó Argentina, defendieron en Washington el poder integrador, y no solo en lo comercial, que tiene esta iniciativa.

“La Alianza del Pacífico puede ser un punto de inicio para algo que nos ha sido esquivo durante 200 años, y que es la integración regional”, afirmó el ministro de Finanzas de Argentina, Alfonso Prat-Gay, cuyo país se incorporó al bloque en junio en calidad de observador, en un seminario celebrado en el Banco Mundial (BM).

Junto a Prat-Gay también participaron en el coloquio, celebrado paralelamente a la Asamblea Anual conjunta del BM y el Fondo Monetario Internacional (FMI), sus homólogos de Colombia, Mauricio Cárdenas; Chile, Rodrigo Valdés; Perú, Alfredo Thorne, y la viceministra de Finanzas de México, Vanessa Rubio.

En su presentación, el presidente del BM, Jim Yong Kim, se refirió a las actuales corrientes proteccionistas surgidas en Europa y en la campaña electoral estadounidense, y aseguró que el organismo que él dirige trabaja con sus socios para hacer avanzar la Alianza del Pacífico, bloque al que han expresado también su deseo de integrarse Costa Rica y Panamá.

“El comercio no es un problema, sino la solución”, dijo Kim, que mencionó el desarrollo que en aspectos tan variados como las carreteras, los sistemas de aduanas o incluso la educación o la sanidad puede suponer la integración dentro de esa alianza.

Herramienta

“Más que una mera zona comercial, la Alianza del Pacífico es una herramienta para coordinar nuestras políticas”, afirmó, por su lado, el peruano Alfredo Thorne, que destacó la necesidad de que los beneficios de esta iniciativa integradora le lleguen a la población.

“El único modo de que esto tenga éxito es que suponga unos beneficios que note la población”, señaló el ministro peruano, quien citó los esfuerzos de su gobierno por mejorar la infraestructura y la productividad, pero también por reducir la pobreza y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos.

“Nuestra población debe entenderlo, pero también aprovecharse de los resultados, porque si no va a haber mucha frustración de nuevo”, apuntó Prat-Gay, quien alertó contra el populismo, algo que “en  Argentina sabemos que es algo que no funciona”.

El ministro argentino defendió la posición de su país como miembro tanto del Mercado Común del Sur (Mercosur) como de la Alianza del Pacífico y aseguró que puede ser la intersección del bloque occidental y del sur.

Inversión 

El colombiano Mauricio Cárdenas también aludió a la importancia que para la inversión intrarregional y la ampliación del mercado tiene esta alianza, y subrayó que ante la corriente proteccionista, ese bloque tiene la integración.

También se refirió a la actual situación en su país, tras el rechazo del acuerdo de paz del Gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en plebiscito, y aseguró que en lo económico no debe suponer un revés.

“Hemos logrado una economía independiente de la guerra, nuestro plan económico es el mismo y tenemos que ajustarnos a la situación”, explicó Cárdenas, quien mencionó los planes de su gobierno de una reforma fiscal o sus esfuerzos para entrar el año que viene en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El ministro dijo que el plan económico es “independiente del proceso de paz” y que el revés del referendo solo hará que el proceso de paz tome más tiempo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus