•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La capacidad instalada de la industria del calzado de Nicaragua está subutilizada, dijo ayer Agustín Vega, propietario de la Fábrica de Calzado ECCO de Nicaragua, uno de los que pidió al Gobierno que les permita participar en la elaboración de los zapatos del bono escolar del próximo año.

“La capacidad instalada que se tiene (en esta industria) no se está usando al 100%. Entonces, lo que le estamos pidiendo al Gobierno es que nos asignen el bono escolar para que todo mundo pueda trabajar”, expresó Vega.

El Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme) pidió ayer, a través de una conferencia de prensa, que el Gobierno les permita participar en todo el paquete escolar, que incluye además del calzado estudiantil, mochilas, alimentación, uniformes, entre otros rubros.

“Nosotros aspiramos a ser los principales proveedores del Estado, primero porque tenemos la capacidad productiva nacional; segundo, porque es necesario favorecer la producción nacional. Si nosotros fortalecemos la producción nacional, requerimos menos importaciones. Así que fortalecer la producción nacional debe ser una línea estratégica para la nación”, indicó Freddy Cruz, presidente del Conimipyme.

Agregó que la producción nacional genera empleos al país, mientras que al importar los productos se favorece la creación de empleos en el país de origen de las mercancías.

Artesanos

Santos Reyes, presidente de la Cámara Nicaragüense de Cuero y Calzado (CNCC), afirmó que aunque esa organización tiene 110 afiliados, la industria del calzado está compuesta por miles de artesanos del calzado, los que se beneficiarían al participar en el bono escolar.

“Nosotros nos hemos venido preparando para la participación en el bono escolar y ya tenemos un proyecto establecido. Estamos esperando solo que nos den la oportunidad de participar y vamos a producir un calzado de calidad, de cuero 100%, con el cual el estudiante tendrá la ventaja de iniciar el año escolar con su par de zapato, finalizará el año, y el zapato puede quedar todavía”, enfatizó Reyes.

Además: Ley garantiza más créditos a las pymes

Agustín Vega agregó que hay artesanos que producen dos o tres pares de zapato al día y que tienen capacidad para producir más de eso.

Solo la empresa Fábrica de Calzado ECCO de Nicaragua, de Vega, produce 10,000 pares de zapatos, en promedio, al año, pero aseguró que tiene capacidad para producir más de 20,000.

De acuerdo con Reyes, el bono escolar contempla la fabricación de más de 600,000 pares de zapatos, pero los fabricantes, si no se les permite hacer esa cantidad, podrían elaborar unos 420,000 pares y garantizar la demanda del mercado local.

“Es lo que realmente nosotros sentimos que podemos hacer sin ningún problema, sin ningún problema de calidad, sin ningún atraso en las entregas, pero lógicamente el sector está capacitado para producir más”, acotó el presidente de la CNCC.

Por otra parte, Vega dijo que otra demanda es “que se pueda ampliar un poquito el plazo (de tres meses para entregar el producto) y poder cumplir con el 100% de manera responsable”.

Peso de las mipymes 

Cruz manifestó que el presupuesto para contrataciones de bienes y servicios del Estado asciende a aproximadamente C$30,000 millones.

Y recordó que el peso de las micro, pequeñas y medianas empresas en Nicaragua “es enorme”. 

“Tenemos el 95% del universo empresarial, generamos el 80% del empleo, generamos el 40% del Producto Interno Bruto y requerimos que ese esfuerzo, esa contribución, sea respaldada por el Gobierno”, sostuvo el representante de Conimipyme.

625 mil es la cantidad de pares de zapatos que contempla el bono escolar.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus