Manuel Bejarano
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), admitió que “hay preocupación por lo que pueda significar” para Nicaragua la ley Nica Act, si llegara a ser aprobada por el Senado y el presidente de los Estados Unidos.

“Pero así como tuvimos un waiver,  si llegáramos a tener esta ley, pues el sector privado va a tener que luchar en contra de la corriente para seguir haciendo que el país crezca. Lo hicimos con un waiver y lo vamos a hacer con cualquier tipo de ley que busque detener el proceso económico, sin que ese sea el objetivo de la ley, pero que tenga ese resultado indirecto”, afirmó Aguerri.

El presidente del Cosep explicó que lo que hizo la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) fue poner varios escenarios de lo que pasaría si se llegara a aprobar o no la ley en los Estados Unidos. “Eso es correcto. Los economistas eso es lo que tienen que hacer y eso nos tiene que dar a nosotros insumos como empresas para saber cuáles son esas amenazas que existen; y por el otro lado, creo que ya hemos dicho desde el principio que es importante que el Gobierno también entienda los escenarios si eso sucede, no solo desde el punto de vista político, sino qué le haría a las empresas, a los escenarios económicos, si llegara a suceder eso (aprobación de Nica Act). Eso es lo valioso de poder estudiar escenarios y en eso consiste el esfuerzo que hizo Funides”, sostuvo Aguerri.

La Nica Act es una iniciativa de congresistas republicanos, que  ha sido aprobada por la Cámara Baja del Congreso y que restringe el financiamiento del gobierno por parte de instituciones financieras internacionales donde Estado Unidos tiene capacidad de veto.

El pasado martes Funides sugirió  una serie de acciones que podrían ayudar a que la misma no se vuelva ley y se garantice  que el país siga por la senda del crecimiento económico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus