Manuel Bejarano
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sector privado de Nicaragua propondrá al Gobierno construir en conjunto una “visión de país” para aprovechar el potencial que hay para desarrollar más plantaciones forestales.

“Estamos presentándole al Gobierno una propuesta para construir una visión de país en conjunto para aprovechar los potenciales del sector. Obviamente, teniendo en cuenta las condiciones ecológicas y económicas que nos permitan generar riquezas, generar empleos y mitigar los riesgos del cambio climático, y sobre todas las cosas restaurar las tierras degradadas en aquellas zonas donde ya están afectadas las tierras por la deforestación”, explicó José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

De acuerdo con el representante del sector empresarial, uno de los trabajos que se tiene que hacer para poner en práctica esa iniciativa es “revisar y actualizar la normatividad forestal, desde sus diferentes componentes”.

“Entonces, aquí estamos hablando por ejemplo de los bosques naturales. Creemos que hay que actualizar la normatividad y la aplicación para que efectivamente se estimule un manejo sostenible de los bosques”, explicó Aguerri.

“También estamos hablando de los sistemas agroforestales y silvopastoriles, donde esa actualización de la normativa fomente masivamente la propagación y manejo de árboles en fincas, en combinación con la agricultura y la ganadería”, agregó el líder del sector empresarial nicaragüense.

En relación con las plantaciones forestales, que son manejadas por el sector de reforestadores del país, Aguerri dijo que “buscamos que de manera drástica se simplifiquen los procesos haciendo una clara distinción entre la normatividad del bosque natural y de las plantaciones forestales”.

Agregó que la industria forestal también requiere que se actualice su normativa, para promover la industrialización y el valor agregado de la madera.

A mediados de este año, el presidente del Cosep dijo que en los últimos 12 años se han invertido unos US$110 millones en plantaciones forestales en el país.

Aguerri añadió en ese entonces que hay inversionistas de Suecia, Noruega, Estados Unidos, Francia y Centroamérica en ese sector, en Nicaragua.

Esos inversionistas manejan unas 31,000 manzanas de tierra, con aproximadamente 20 millones de árboles, con especies como teca, melina, caoba africana, pino, pochote, roble y laurel.

“Hay dos cosas que nosotros sabemos: que tenemos un enorme potencial en el tema, pero también sabemos que no hemos aprovechado ese potencial”, concluyó Aguerri.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus