•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde hace dieciséis años, la empresa Cargill opera en Nicaragua; se trata de una multinacional privada que ha crecido en exportaciones e importaciones hasta convertirse en una de las mayores corporaciones estadounidenses a nivel mundial. Es reconocida porque sus actividades incluyen la compra, venta, procesado y distribución de granos y otros productos agrícolas, el cultivo y venta de pienso para ganado y aves; y la venta de ingredientes para la industria farmacéutica.

Cargill, como empresa transnacional, está presente y actúa con sus programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), en países centroamericanos. Recientemente, fue reconocida entre las 30 empresas a nivel regional con mayor Responsabilidad Social, por parte del Foro Económico Mundial. Para María Nelly Rivas, Gerente Regional de RSE para Cargill Centroamérica, “es muy importante ver cómo se están obteniendo los frutos de una RSE alineada con la estrategia del negocio, pues Cargill tiene como propósito contribuir a la nutrición y educación de las comunidades en las que opera la empresa”.

Como empresa ligada a la producción de alimentos, Cargill ha sentido la necesidad de apoyar a la niñez en las escuelas primarias y secundarias, a través de su programa de Huerto Escolar, su posicionamiento en este aspecto se ha ido destacando por sobre cómo pueden tener las escuelas un mejor acceso a los alimentos, a fin de que los estudiantes rindan en sus estudios, cabe destacar que este esfuerzo se ejecuta a nivel de Centroamérica.

Sus programas

Como el enfoque de Cargill es nutrición y educación, en este contexto la empresa definió un programa con 4 elementos, que son: Huerto Escolar, Acceso a proteínas con donación de productos, Infraestructura ligada con la alimentación (construcción de 50 cocinas-bodegas en toda Centroamérica) y Formación sobre nutrición a toda la comunidad escolar. Dentro de su Responsabilidad Social Empresarial, expresa la gerente, Cargill identifica en su cadena de valores sobre que estrategias puede implementar para hacer que sus clientes y suplidores crezcan mediante el desarrollo de programas específicos.

El trabajo social que ha implementado la empresa con comunidades vecinas a sus operaciones ha sido ejecutado en 21 escuelas presentes en nuestro país, de un total de 70 registradas en el programa a nivel de la región centroamericana; todos estos centros educativos reciben la atención del programa con sus cuatro elementos correspondientes.

Otro elemento estratégico a través del cual trabaja Cargill desarrolla su RSE con sus usuarios es “Prosperando con nuestros clientes”, mismo que está enfocado en brindar herramientas de gestión de negocios a pequeñas pulperías, las cuales en su mayoría son manejadas por mujeres, de ahí que la empresa, a la par, ejecute programas de formación que hace en alianza con otras organizaciones especialistas en el tema, para brindarle a sus clientes información sobre inventarios, costos, mercadeo e inocuidad de los alimentos.

Dentro de su lista de programas, también destaca “Impulsor” y “Nutriendo el Futuro”, los cuales están enfocados en el mejoramiento de la producción del sorgo en nuestro país que cultivan pequeños, medianos y grandes productores. Para ello, Rivas expresa que están trabajando con más de 400 productores, principalmente de los departamentos de Chinandega, León y Masaya.

“Nuestro objetivo con este programa es que los productores tengan acceso a una semilla híbrida nacional, que aspiren a mejores prácticas productivas y en el caso de los pequeños, que se organicen en sus cooperativas, para que así formalicen y se conviertan en proveedores formales de Cargill”, sostiene.

Proyectos

Tras estos años de esfuerzo, en el futuro, Cargill espera seguir consolidando el trabajo que realiza día a día, por lo pronto su próxima meta es ampliar su programa de nutrición a 26 escuelas, cada una a recibir los 4 componentes que comprende el programa. En el caso de los clientes, ayudarles a favorecer una producción más competitiva de sorgo en Nicaragua.

Para la sostenibilidad del medio ambiente, tanto a nivel global, regional como nacional, Cargill tiene diferentes metas relacionadas con respecto al uso de energía renovable y ahorro de agua.

Así, en su nuevo centro de distribución, ubicado en el kilómetro 17 carretera a Masaya, inaugurado en diciembre del año pasado, la empresa hace uso de energía solar, además que se evita el uso de botellas plásticas. En todos estos años de presencia en Nicaragua, la empresa ha invertido 150 millones de dólares y ofrece empleo a tres mil personas aproximadamente.

Recientemente, la semana de la RSE 2016 organizada por Unión Nicaragüense de Responsabilidad Social Empresarial (Unirse), Cargill de Nicaragua S.A. fue galardonada con el Premio Nacional a la Responsabilidad Empresarial en la categoría “Empoderamiento Económico e Impacto en la Comunidad”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus