•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Salvador está urgido de una reforma al sistema previsional, uno de los factores determinantes en la crisis fiscal que afronta el país por causas estructurales, como la deficiencia en la recaudación y la baja productividad, que generan una situación de déficit permanente.

La amenaza de impago de la deuda a corto plazo es un "reflejo de la falta estructural de ingresos para financiar" el gasto público, que se evidencia "en la persistencia del déficit fiscal, que en los últimos años ha rondado el 4% del Producto Interno Bruto (PIB)", explicó a Acan-Efe el director del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Jonathan Menkos.

El Gobierno salvadoreño admitió en septiembre pasado el peligro de un impago de su deuda a corto plazo si el Congreso no aprueba una emisión de 1.200 millones de dólares, y esta semana inició las negociaciones con la oposición con el acompañamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Menkos señaló que en los últimos 7 años casi la mitad del déficit salvadoreño lo ha generado el régimen previsional, que fue privatizado en 1996 en un proceso que, en teoría, incluía una transición ordenada de la responsabilidad de la deuda que, en la práctica, no se dio.

El Salvador pasó de un sistema previsional de reparto a uno de capitalización individual, lo que produjo que muchos salvadoreños no tuvieran la posibilidad de acumular suficientes recursos para obtener pensiones apropiadas, por lo que el Gobierno aceptó la responsabilidad de financiarlas.

Así lo explica el informe "El Salvador, en la búsqueda de un acuerdo nacional de sostenibilidad fiscal", elaborado por el Icefi con el apoyo de la Embajada de España y que analiza la situación fiscal del país entre 2001 y 2015.

"Solo de 2001 al 2006 el Estado destinó 1.401,6 millones de dólares para el pago de pensiones, lo que fue financiado principalmente con la emisión de eurobonos", dijo Menkos a Efe.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus