•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nuestra casa es uno de los bienes más preciados, no solo por el valor del inmueble, sino porque es el nido en el que construimos nuestra familia, en el que nos sentimos seguros y sobre todo en el que tenemos plena libertad.

Por todo lo anterior, y por el dinero que invertimos para adquirirla, es sumamente importante asegurar una casa.

Motivos para tomar un seguro de vivienda, hay muchos, el primero de ellos es sin duda, la tranquilidad de saber que pase lo que pase en nuestro hogar habrá alguien que se encargue de arreglarlo.

Sin embargo, existen muchos otros que apoyan la postura de la necesidad de contar con una buena póliza para nuestro hogar. A continuación les presentamos algunos de los motivos.

1. Es una buena inversión. Por lo general, el precio de las pólizas es bastante asequible para todas las familias que quieran contratarlas. Las diferencias de coberturas marcan los diferentes niveles de precio, por lo que cada persona puede contratar la que mejor se adapte a sus circunstancias. Sea cual sea la elegida, la aportación de cada cuota comparada con la prima en caso de cualquier accidente que cubra suele compensar hasta el punto de ser considerado una buena inversión para el cliente.

2. Rapidez en la solución de accidentes. Contratar una buena cobertura es la solución más fiable, práctica, económica y sencilla para resolver lo antes posible cualquier incidencia doméstica. Solo es necesario levantar el teléfono.

3. Reconstrucción de la vivienda. Una póliza que asegure nuestro hogar ante incendios o daños causados por fenómenos ambientales puede evitarnos grandes disgustos. En la mayoría de los casos, los seguros garantizan la reparación e incluso la reconstrucción de parte o la totalidad de la vivienda.

4. Reposición de objetos. También resulta interesante la contratación de un seguro de hogar si tenemos en cuenta que cubre, además del continente de la vivienda, el contenido. Este punto es importante, sobre todo, si somos víctimas de un robo o si a causa de un imprevisto, como una fuga de agua, se estropea algún objeto, como por ejemplo la televisión.

5. Cubre incidentes domésticos comunes. Las goteras son el accidente que más se da en las viviendas de nuestro país. Sus consecuencias suelen ser bastante aparatosas y su solución, sin un buen seguro, se puede eternizar. Como este problema, en el día a día nos podemos topar con multitud de ellos. De ahí la importancia de contar con una compañía que asegure los objetos dañados y la reparación.

6. Cobertura ante robos y posibles fraudes con tarjetas de crédito. Es importante saber que prácticamente la totalidad de los seguros de hogar también se encargan de cubrir los costos derivados de sufrir cualquiera de estos dos delitos.

7. Protección jurídica. Este tipo de coberturas suelen incluir los costos que puedan derivarse de un conflicto jurídico derivado de algún problema relacionado con nuestro hogar: robos, daños a vecinos, etc.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus