•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como en todo plan de seguros, en el área de los autos hay diversas posibilidades y cada cual debe elegir el que se adapte al uso que le des a tu automóvil, para ello debés considerar qué tipo de cobertura te conviene a  vos y a tu bolsillo.

Antes de decidir debés pensar en el uso que le das al vehículo, quién lo usa, si viajás mucho en carreteras, tu edad, modelo del carro, etc. La mejor decisión es una póliza de seguros que te respalde e impida pagar las reparaciones y gastos médicos de tu propio bolsillo, pero que además sea un plan que se adapte a tu presupuesto.

Lo primero que uno piensa o desea es que la cobertura te “proteja” de todo siniestro, y lo que se viene a la mente es la cobertura amplia. Sin embargo, no todas las aseguradoras ofrecen los mismos beneficios adicionales o por ciertos requisitos, tu cobertura amplia no aplica, por lo que es importante siempre leer y entender los términos y condiciones que te hacen firmar.

Por ejemplo, el seguro de cobertura amplia no es una verdadera cobertura completa. Por lo general significa cobertura de daños físicos. El seguro de cobertura integral es generalmente una combinación de colisión y cobertura amplia.

El seguro contra accidentes cubre los daños a tu carro causados por una colisión con otro objeto.

El seguro a todo riesgo cubre daños en el auto asegurado como robo, cristales rotos, vandalismo e inclemencias del tiempo.

Tu póliza de seguros debe cubrir los costos de reparación de tu auto después de pagar el deducible, lo que se decide cuando comprás tu cobertura. Para un pago más bajo, elegí un deducible más alto.  A la hora de elegir tu seguro de autos, tené en cuenta la condición de tu carro. Para los modelos más viejos, la cobertura amplia no puede ser la solución más económica, especialmente si el costo del seguro excede el valor de tu carro. Sin embargo, si tu auto es nuevo, la cobertura amplia sería la mejor opción, ya que cubriría la reparación o sustitución del auto.

Una cobertura amplia como su nombre lo dice es en donde el auto del asegurado se ve beneficiado por la protección que se necesita en caso de ser víctima de un robo total del auto o bien por accidentes que causen daños o pérdidas materiales a terceros.

También cubre los gastos médicos que se pueden originar por lesiones que sufra el titular o los ocupantes del auto asegurado. Cuando se contrata la cobertura se tendrán los mejores servicios de asistencia automovilísticos, médicos, y administrativos, que se aplicarán en el momento que se está viajando y además cuentas con defensa legal las 24 horas.

Tipos de coberturas

La cobertura amplia. La más completa protección al vehículo cubre:

Daños materiales

Robo total del automóvil

Responsabilidad civil, bienes y personas

Extensión de responsabilidad civil al conducir de otro automóvil

Defensa jurídica y Asistencia Legal

Asistencia médica a ocupantes del automóvil

Adaptaciones, conversiones y/o equipo especial

Asistencia vial en descomposturas

Daños que sufra o cause tu vehículo si vos o el conductor autorizado por vos no tienen licencia para conducir

Pérdidas o daños por causa directa o indirecta de operaciones bélicas o actos de terrorismo

Gastos derivados de haberte quedado sin vehículo

Daños que sufra o cause tu vehículo por sobrecarga o tracción excesiva con relación a su resistencia, capacidad o número de ocupantes

Daños que sufran los ocupantes y que deriven en gastos de responsabilidad civil, penal o riesgos profesionales

Daños al medioambiente o ecosistemas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus