•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La buena cosecha de papaya que se registra en el departamento de Rivas y el alto precio que ha alcanzado esta fruta en los mercados mayoristas mantiene a los productores rivenses   con un rostro de satisfacción y mucho optimismo.

Según los productores,  el tiempo de bonanza para la papaya inició en julio, cuando el precio por docena se incrementó  a C$400 y C$600, de acuerdo con el tamaño y calidad de la fruta.  

“Desde inicio de año el precio estaba por el suelo, ya que la docena la vendíamos entre  
C$100  y C$200, pero después de mayo el precio inició a incrementarse”, aseguró el productor  Sergio Baldelomar, de El Rosario, municipio de Rivas.

Según Baldelomar, en El Rosario hay más de 30 manzanas de papaya entre pequeños y medianos productores de papaya criolla que, además de los buenos precios, también se han visto beneficiados por un invierno copioso, lo cual ha mejorado la calidad y el rendimiento de sus plantaciones.

“Nuestra perspectiva es que los buenos precios  se mantengan hasta noviembre, porque actualmente no hay una sobreproducción de papaya que provoque un descenso en el precio, pero a finales de año la fruta ya va a estar en flota con la cosecha de invierno”, explicó Baldelomar. El productor y acopiador de papaya Angel Rodríguez aseguró que los municipios que más están cosechando esta fruta son los de Rivas, Potosí, Belén, Buenos Aires, San Jorge y Tola.

“En todo el departamento existen aproximadamente 230 manzanas de papaya y el precio  base por docena es de C$600, cuando se trata de la fruta de primera calidad”, señaló Rodríguez, quien semanalmente distribuye 550 docenas entre el mercado Mayoreo de Managua y el Ernesto  Fernández de Masaya.

El productor y acopiador Iván Rayo es otro de los que se encarga de abastecer a los comerciantes del mercado Mayoreo y supermercados Palí. Según su versión, actualmente comercializa 500 docenas a la semana.

RIEGO

“El precio se ha disparado, porque el área que está en cosecha son las plantaciones que surgieron con sistema de riego y por eso no hay una sobreproducción, pero una vez que inicie la producción de invierno, la tendencia es la baja. La fruta va a estar en flota, sobre todo ahora que presenciamos un buen invierno”, comentó Rayo.

El productor de Buenos Aires  Donald Obregón explicó que debido a las sequías del 2014 y 2015 pocos se atrevieron  a sembrar papaya durante el verano pasado. “Los  que apostamos a cosechar con sistemas de riego, fuimos bendecidos con un buen invierno y buena cosecha”, afirmó.

Según los productores, una manzana de 1,500 plantas les está produciendo entre 800 y 900 docenas de papaya de buena y mediana calidad. Aseguran que para hacer producir esta área requieren invertir  US$1,000 durante el periodo lluvioso y el costo se eleva a US$ 2,000  con sistema de riego.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus