EFE
  •   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La economía de Estados Unidos dejó atrás la debilidad mostrada en la primera mitad del año con un crecimiento del 2.9% en el tercer trimestre de 2016, impulsado fundamentalmente por el alza de las exportaciones y de la inversión en inventarios, informó ayer el Gobierno. 

El producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos creció a un ritmo anual del 2.9% entre julio y septiembre, más de lo esperado por los expertos y más del doble del 1.4% del trimestre anterior, según el primer cálculo divulgado por el Departamento de Comercio.

Ese crecimiento en el tercer trimestre fue, además, el mayor en dos años.

Mal comienzo

La economía estadounidense comenzó 2016 con un crecimiento débil, de apenas el 0.8% entre enero y marzo, que se aceleró hasta el 1.4% en el segundo trimestre y ahora con mucha más fuerza hasta el 2.9% del tercero.

Los analistas prevén que el crecimiento robusto registrado de julio a septiembre se mantenga durante el último trimestre del año. El gasto de los consumidores, verdadero motor de la economía estadounidense, se incrementó entre julio y septiembre a un ritmo anual del 2.1%, bastante inferior al 4.3% del segundo trimestre. 

Exportaciones

Buena parte del repunte del PIB en el tercer trimestre se debió a un aumento del 10% en las exportaciones, motivado por un auge temporal en los envíos de soya estadounidense asociado a una mala cosecha en Suramérica.

En cuanto a la acumulación de inventarios por parte de las empresas, generó entre julio y septiembre una adición de 0.6 puntos porcentuales al PIB tras cinco meses consecutivos en los que había sido un lastre para el crecimiento, de acuerdo con el informe.

Las empresas también aumentaron en el periodo analizado la inversión en estructuras como nuevas plantas u oficinas, pero el gasto en equipamiento fue de nuevo débil.

Mientras, el gasto público creció un 0.5%, sobre todo por las inversiones del gobierno federal.

En un comunicado, el principal asesor económico de la Casa Blanca, Jason Furman, destacó el alza de las exportaciones, "el más rápido" desde 2013, y la solidez del gasto de los consumidores, pero anotó que queda trabajo por hacer "para fortalecer el crecimiento económico". 

Aumento de tasas

La aceleración del PIB en el tercer trimestre consolida los pronósticos acerca de que la Reserva Federal (Fed), el banco central de EE. UU., anunciará en diciembre, en su última reunión de política monetaria del año, una nueva subida de los tipos de interés de referencia, actualmente entre el 0.25 y el 0.50%. 

La próxima reunión de la Fed es el 1 y 2 de noviembre, solo unos días antes de los comicios presidenciales del 8 de noviembre, y los expertos prácticamente descartan que la subida de tipos se decida en ese encuentro, precisamente por la cercanía de la cita electoral.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus