AFP
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos divulgue el miércoles sus decisiones sobre las tasas de interés, faltarán solo 136 horas para la implacablemente disputada elección presidencial.

En su búsqueda de votos, el aspirante republicano Donald Trump arremetió contra la FED y la acusó de contener artificialmente las tasas para ayudar al Gobierno del demócrata Barack Obama e indirectamente a su candidata Hillary Clinton, que está primera en los sondeos.

La mayoría de los analistas apuesta a que el comité de política monetaria (FOMC) se mantenga en sus trece y no modifique las tasas por no haber presiones inmediatas y, especialmente, por estar tan cerca de las elecciones.

En tanto los miembros de la Fed están divididos sobre el peligro de la inflación, se espera que la mayoría se pronuncie por mantenerlas en sus históricamente bajos niveles de entre 0.25 y 0.50% por un mes más.

"No habría razón alguna para generar una potencial interferencia en la elección", dijo David Stockton, analista del centro Peterson Institute for International Economics.

Por ley, la FED está aislada de las presiones políticas y su presupuesto no es fijado por el Congreso. Los analistas coinciden en que no hay síntomas de que la política haya influido en el pensamiento de los miembros del ente.

"El comunicado de la reunión probablemente dará señales firmes de un aumento de la tasa de interés en diciembre", dijo Stockton.

La mayoría de Fed evitó endurecer la política monetaria para no poner en riesgo la tibia recuperación de la primera economía mundial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus