Camila Medal Salaverry
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cliente actual es más educado, está más preparado y tiene más alternativas que nunca. En este sentido, meramente satisfacer a los clientes no es suficiente. Para convertir a los clientes en admiradores que no solo van a mantenerse fieles a nuestro producto o servicio, pero que también van a difundir buenos comentarios, tenemos que exceder sus expectativas, mostrarles que nos importan y brindarles un servicio excepcional. ¡Y necesitamos cada buen comentario que podamos obtener en este mercado turbulento!

Los retos para lograr altos niveles de enfoque y lealtad por parte de los clientes, generalmente, caen debajo de una o más de las siguientes áreas:

Proceso:  Cómo la empresa u organización opera en su día a día. Esto incluye cómo se comunica y alinea las características y el valor del producto o servicio con las expectativas del cliente.

Roles: ¿Quién hace qué en la empresa u organización? Esto incluye acuerdos en tareas y funciones, y responsabilizarse por ellas.

Problemas interpersonales:  Cómo el personal de servicio al cliente se lleva entre sí y con otros departamentos. Esto incluye cosas como actitud, trabajo en equipo y lealtad.

Dirección:  Cómo la empresa define y comunica la visión general y departamental.

Presión externa:  Adicional a las condiciones del mercado, otras fuentes de presión incluyen los recursos disponibles para el departamento de servicio al cliente, tales como tiempo y dinero. Estos pueden estar o no estar bajo nuestro control.

Las claves para crear un servicio al cliente de primera categoría son:

-   Conocimiento amplio del producto o servicio a través de estudios de lo que el producto puede y no puede hacer.

- Deseo extremo de ayudar. Muestre sus buenas intenciones, pasión y entusiasmo para ayudar.

-  Interés sincero en los problemas de los clientes. No asuma que el cliente simplemente está siendo irracional, cuando puede que tenga una muy buena razón para estar molesto. 

- Entendimiento de las expectativas del cliente, que podrían ser extremadamente demandantes en estos tiempos retadores.

-  Respeto por el punto de vista del cliente.

- Empoderamiento con autoridad para brindar respuestas, soluciones o cualquier otra ayuda.

“Actualmente, la persona más útil en el mundo es la que sabe llevarse bien con los demás. Las relaciones humanas son la ciencia más importante en la vida”. Stanley C. Allyn.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus