•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sector privado de la vivienda espera que se oficialice la aprobación del incremento al techo del precio de la vivienda de interés social, de US$20,000 a US$23,000, la cual ya habría recibido el visto bueno del Gobierno.

Héctor Lacayo, presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur), no quiso confirmar si ya fue aprobada por el Gobierno la solicitud de subir ese techo, hecha por Cadur, y dijo vía telefónica que “todavía no ha sido oficializada”.

Sin embargo, otro urbanizador del país, Alberto Atha, aseguró que funcionarios del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), informaron durante el I Congreso Internacional de Vivienda de Interés Social, el pasado 26 de octubre, que dicho incremento ya fue aprobado por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

BENEFICIOS

El presidente de Cadur, Héctor Lacayo, sí profundizó en los beneficios que tendrá esa decisión de incrementar el techo al precio de la vivienda popular.

Actualmente, las casas de interés social cuestan como máximo US$20,000.

Una vez que se oficialice el nuevo techo, las viviendas que tengan un costo de US$23,000 accederán al bono de US$2,000 que brinda el Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), a través del Fondo Social de Vivienda (Fosovi), para ajustar al pago de la prima de la casa.

Además, según Lacayo, accederán al subsidio de 2.5% aplicado a la tasa de interés de los créditos hipotecarios, que tienen como máximo un monto de US$32,000.

Ese subsidio se aprobó en las reformas a la Ley Especial para el Fomento de la construcción de Vivienda y de Acceso a la Vivienda de Interés Social (Ley 677), que se realizaron en mayo de 2014.

Y en tercer lugar, accederán al beneficio de la exoneración de aranceles y tasas de la inscripción registral del inmueble, aseguraron los urbanizadores Lacayo y Atha.

ACTUALIZACIÓN DE COSTOS

Alberto Atha dijo que desde que se aprobó la ley de viviendas de interés social (en 2009) no se han actualizado los precios de las mismas.

“Por ejemplo, la mano de obra se ha incrementado en un promedio de 10% anual en los últimos siete años y no se ha incrementado el techo”, afirmó el urbanizador.

De esa manera aseguró que uno de los propósitos de incrementar el techo del precio de las casas de carácter popular es motivar a los inversionistas a seguir haciendo proyectos de viviendas de interés social.

Atha agregó que las viviendas de interés social también gozan de exoneración en el pago del impuesto al valor agregado (IVA) de los materiales para construcción, beneficio que, según él, se trasladan al costo de la vivienda para beneficiar a más familias.

“Más familias van a tener acceso a la vivienda de interés social, es el principal beneficio del aumento en el techo a US$23,000 y dos, se adecúa (esa vivienda) a los precios reales del mercado. Los materiales de construcción han incrementado su precio, el costo de la mano de obra ha elevado su valor, y lo lógico es que el costo de construcción haya subido en estos siete años”, explicó.

EXPECTATIVAS

Según Atha, se estima que los urbanizadores de Nicaragua, afiliados a Cadur, tienen 10 proyectos de viviendas de interés social, con una oferta de aproximadamente 15,000 casas.

Además, refirió el urbanizador, hay de tres a cuatro proyectos que esperan su aprobación para ser calificados como de interés social. Los empresarios de este sector pretenden vender este año unas 5,000 viviendas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus