•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • AFP

China, segundo socio comercial de Estados Unidos, está amenazada por las medidas proteccionistas anunciadas por Donald Trump que avivan el espectro de una guerra aduanera, pero el gigante oriental también puede aprovecharse para reajustar su política comercial en Asia.

El multimillonario vencedor de la elección presidencial estadounidense, multiplicó durante su campaña las diatribas contra China y su política comercial y prometió imponer prohibitivos derechos de aduana del 45% a las importaciones del gigantes asiático.

"Habrá una extraordinaria presión sobre nuestras exportaciones y la recuperación china se va a ralentizar aún más" se inquieta Liao Qun, economista de Citic Bank International, en declaraciones a la AFP.

Derechos de aduana del 45% --contra 4.2% actualmente-- tendrían "consecuencias insondables", advertía recientemente la sociedad de corretaje Daiwa Capital Markets.

Ello generaría, según esta sociedad, un derrumbe del 87% de las exportaciones chinas hacia Estados Unidos (equivalente a US$420,000 millones), lo que, con sus repercusiones indirectas, amputaría a medio plazo en un 4.82% el PIB chino.

Sería un duro golpe para una segunda economía mundial ya fragilizada. Varios expertos se muestran muy circunspectos ante semejante escenario-catástrofe. Estas amenazas, que van además contra las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), serían difíciles de concretar. "Trump no tiene autoridad para decidir solo y sufrirá una inmensa presión de los parlamentarios, tanto republicanos como demócratas" indica a la AFP Christopher Balding, profesor de la Universidad de Pekín.

REPRESALIAS CHINAS

Pero China, ahora en pleno reajuste económico, "es cada vez menos dependiente de sus exportaciones. Si su superávit comercial (con Estados Unidos) cae un 25%, la pérdida inmediata sufrida representaría 0.6% de su PIB", un impacto "significativo" pero controlable, añade Raymond Yeung, analista del banco australiano ANZ.

Además, insiste, "la menor medida de represalia por parte de China haría mucho más daño a los propios Estados Unidos".

De hecho, China podría suspender sus pedidos de aviones a Boeing, sus importaciones de soja o de iPhones, afectando a algunas de las joyas de la industria de Estados Unidos, que efectúa gran parte de sus ventas en China, anticipaban ya en septiembre los expertos del Peterson Institute for International Economics.

Según ellos, como China y México representan un 25% de los intercambios estadounidenses de bienes y servicios, una "guerra aduanera total" con estos dos países amenazaría a "casi 4.8 millones de empleos privados" en Estados Unidos hasta 2019.

Es verdad que el presidente Trump podría, como ya ha prometido, acusar formalmente al régimen comunista de manipular su divisa.

"Un gesto fácil para probar que es un "duro". Pero ello no tendría más consecuencia que la de provocar negociaciones entre el Tesoro estadounidense y Pekín" insiste Mark Williams, del gabinete Capital Economics, que no cree en ningún tipo de medidas punitivas.

Es verdad que China interviene masivamente en el mercado de cambios para apoyar la cotización del yuan y preservar su estabilidad, "pero ya no para forjarse una ventaja (comercial) con una divisa barata. Ahí Trump se equivoca totalmente" afirma Balding.

ACUERDOS COMERCIALES

Al final, el aislacionismo defendido por Trump podría incluso servir los intereses de China.

Así, el futuro presidente dice estar claramente contra el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) suscrito en 2015 por Estados Unidos y 11 países de la región Asia Pacífico, salvo China, y que aún queda por ratificar.

Y si "Estados Unidos está menos presente en Asia, Pekín tendrá la oportunidad de remodelar a su manera la integración económica y política regional" destaca Mark Williams.

Sobre todo teniendo en cuenta que China pretende acelerar su propio proyecto de Zona de Libre Comercio Asia-Pacífico, con el objetivo de congregar a los 21 miembros de la APEC, la Alianza del Pacífico, recordó este jueves Li Baodong, viceministro chino de Exteriores.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus