Camila Medal Salaverry
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las empresas están enfrentando una presión sin precedentes en este mundo cambiante. Como resultado, muchas de ellas podrían ponerse nerviosas o empezar a quejarse emocionalmente por sus vendedores.  Aquí están 8 consejos que podrían ayudarle a usted y a su equipo de servicio al cliente a controlar el estrés y las preocupaciones en situaciones complicadas:

Viva en “compartimientos de un día”

El profesional comprometido con los servicios sella cada interacción con un cliente. No permita que éxitos o fracasos anteriores, futuros éxitos o dificultades anticipadas influyan en el desempeño actual.

No le ponga mente a las pequeñeces

Una “pequeñez” es algo insignificante en comparación a otras cosas en su vida. Cuando estamos enfocados en pequeñeces, perdemos perspectiva. Mantenga todo el panorama en mente y eso lo va a ayudar a limpiar las pequeñeces.

Coopere con lo inevitable

Cuando la situación que le preocupa es inevitable, y de hecho va a suceder, utilizar este principio le da algo de control sobre los aspectos emocionales. Al cooperar con lo resultante, usted está tomando una decisión consciente.

Decida cuánta ansiedad vale la pena tener por algo y rehúsese a darle más

Esta decisión es completamente suya y usualmente aclara su mente. Esto ayuda a encontrar maneras de mejorar la situación, o dejarla ir y superarla.

Cree alegría para los demás

Este principio apela a sus motivos nobles. Es difícil sostener una actitud negativa cuando se hace algo bueno o que es de ayuda para alguien más.

Espere ingratitud
En su trabajo, usted provee diversos servicios y ayuda a otros. Cuando lo hace, lo natural a esperar en retorno es alguna señal de gratitud por su ayuda. Esta expectativa  algunas veces no se cumple. Si usted recibe las gracias sinceras de alguien, debería sentirse con suerte de lidiar con una persona agradecida. No deje que la ingratitud le desanime.

Ponga entusiasmo en su trabajo

El entusiasmo es la energía positiva y el esfuerzo que nos mantiene en dirección a nuestras metas. Tomar una decisión para tener una perspectiva positiva puede ser crítico al disfrutar su trabajo con clientes internos y externos.

Haga lo mejor que pueda

Puede ser difícil lidiar con las críticas, especialmente si dañan nuestra autoestima. Una manera de poner las críticas en perspectiva es preguntarse a sí mismo si está haciendo lo mejor que puede con lo que sabe y puede hacer. Si la respuesta honesta es ‘sí’, eso ayuda a no tomar las críticas de manera personal. Si hay lugar a mejoras, está tomando responsabilidad de su desempeño.

"El secreto del cambio es enfocar toda su energía, no en la lucha contra lo viejo, sino en la construcción de lo nuevo."  Sócrates

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus