•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque para algunos productores resulte extraño, el municipio de Cárdenas apuesta a convertirse  en zona productora de café y otros  rubros no tradicionales como pitahaya, aguacate y limón tahití y a la vez proyecta recuperar sus áreas de cacao.

Los cultivos se están realizando desde el 2014 como parte de un proyecto modelo que emprenden las fincas Buena Vista y La Fortuna,  localizadas entre las costas del lago Cocibolca y la frontera con Costa Rica, específicamente en las comunidades de Cuajiniquil y Las Mercedes.

Mariano Guerra, asesor técnico de las fincas, aseguró que el objetivo es incentivar el cultivo de café, generar empleos,  diversificar la producción agrícola del municipio de Cárdenas y darle un valor agregado a los productos. 

“Históricamente esta zona ha sido ganadera  y desde el 2014 a la fecha, hemos sembrado 36 manzanas de café y el desarrollo que tienen  las plantas era lo estimado y el proyecto contempla tener una plantación de 80 a 100 manzanas, y crear una planta procesadora con una marca de café”, puntualizó   Guerra.

La primera cosecha de café está prevista para el 2018 y según Guerra, el rendimiento que tienen proyectado es de 15 quintales por manzana.

Para ese año, también se prevé producir más de 60,000 pitahayas que serán comercializadas en supermercados que operan en el país y los mercados de Managua.

De acuerdo a Guerra, la plantación de pitahaya se ha extendido por seis manzanas “y no se descarta crear una compañía distribuidora de frutas porque también vamos a disponer de cosechas de limón tahití y aguacate que son productos que tienen una fuerte demanda a nivel nacional e internacional”, comentó. 

LIMÓN TAHITÍ

Las plantaciones de  limón tahití, suman 32 manzanas con más de 8,860 plantas y las primeras cosechas podrían surgir en el 2019, con una producción de 1,000 a 1,200  limones por árbol.

La siembra de cacao también se ha extendido por 32 manzanas y la meta es cosechar en el 2018, entre 18 y 20 quintales por manzanas y al igual que el café, la proyección es procesarlo y crear una marca de chocolate.

El aguacate también apuesta a posicionarse de esta zona fronteriza y según Guerra, actualmente se han plantado diez manzanas “y para mantener durante el año estos cultivos, hemos construido reservorios de agua, y en el limón tahití, se ha invertido más de US$5 millones en un sistema de riego,  la zona también es apta para implementar este tipo de cultivos”, indicó Guerra.

MÁS FINCAS

El productor Julio César Pérez, también a puesta a diversificar su finca El Castillo, con cultivos de pitahaya, limón, maracuyá, naranja y piña, para no dedicarse únicamente a la producción de leche.

“Estos no son cultivos tradicionales en el municipio, pero es necesario diversificar el uso de estas tierras y en esto están apostando unas seis fincas y la idea  es que se sumen más propiedades para salir de lo tradicional y ofertar nuevos productos y promover una ruta de agroturismo por el municipio de  Cárdenas”, detalló  Pérez.

Según este productor, una manzana de piña puede dar cosechas de entre 27,000 y 28,000  y su meta es abastecer el mercado de Cárdenas, Peñas Blancas y municipios turísticos como San Juan del Sur. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus