•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Trabajadores del área de distribución de la empresa LALA, suspendieron labores por algunas horas en reclamo del cumplimiento del convenio colectivo, sin embargo pronto regresaron a sus labores tras llegar a un acuerdo con la compañía.

“Nuestra demanda fue porque cuando la marca LALA adquirió Eskimo, la nueva administración acordó con los trabajadores mantener el convenio colectivo ya antes aprobado, sin embargo hicieron varios cambios drásticos y los trabajadores nos sentimos afectados”, dijo el trabajador Edwin Acuña, señalando que la Administración de la empresa se portó abierta a escucharlos.

Entre los puntos reclamados estaban los ingresos por comisión, el cumplimiento de las vacaciones y la entrega de una provisión mensual. Los reclamantes eran aproximadamente 230 personas, quienes dan cobertura a las impulsadoras.

Por su parte la empresa LALA, que opera en Nicaragua desde el año 2014, que se enfoca en la industria de alimentos saludables y nutritivos, a través de una nota de prensa alegó estar en estricto apego de las leyes que rigen este país, entre estas la Ley 185 o Código del Trabajo.

Señalan que la empresa reconoce el derecho de sus colaboradores, a quienes se les ha garantizado los privilegios y beneficios, de acuerdo con lo establecido en la ley laboral.

“LALA tiene conocimiento de las demandas expuestas por sus colaboradores este viernes 18 de noviembre, y está en diálogo con ellos para revisar cada una de sus peticiones, en el marco del Estado de Derecho y bajo la tutela de las autoridades laborales de Nicaragua, con el fin de brindar una pronta respuesta”, dice la comunicación oficial.

Los directivos de LALA reafirmaron su compromiso de trabajar de la mano con sus colaboradores, en aras de conservar su bienestar y desarrollar una interacción satisfactoria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus