•   Gran Canaria, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de China, Xi Jinping, y la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, analizaron ayer la posibilidad de abordar proyectos en común en América Latina, además de constatar el buen momento que atraviesan las relaciones entre los dos países.

El presidente Xi se entrevistó con Sáenz de Santamaría en la isla de Gran Canaria (Atlántico), donde el mandatario chino hizo una escala en el vuelo que lo llevaba de regreso a su país tras una gira por Ecuador, Perú y Chile.

La vicepresidenta española explicó a los periodistas al término del encuentro que las dos delegaciones conversaron sobre la posibilidad de estrechar lazos de colaboración en campos en los que España y sus empresas tienen "prestigio" y amplia experiencia, como el turismo, las energías renovables o la gestión del agua.

Sáenz de Santamaría aprovechó la circunstancia de que Xi regresaba de Iberoamérica acompañado de una delegación del más alto nivel (tres vicepresidentes y nueve ministros) para hablar sobre la presencia y los intereses de los dos países en esa región.

"Hemos hablado del papel que nosotros tenemos allí, del importante nivel de inversión y de la fortaleza de los lazos que China tiene con Iberoamérica, así como de la posibilidad de (promover) actuaciones conjuntas allí", dijo la vicepresidenta, que voló ayer expresamente desde Madrid hasta Gran Canaria para entrevistarse con Xi Jinping.

BUEN MOMENTO

La política española destacó que el encuentro con la delegación china ha sido "cordial" y "ha puesto en valor el buen momento de las relaciones bilaterales" entre los dos países.

"Para China, España es un socio fiable en numerosos temas: en el ámbito político, en el económico y comercial y también en el cultural", dijo. Xi y Sáenz de Santamaría también conversaron sobre los avances que se han conseguido en los últimos tiempos en la promoción de la llegada de turistas chinos a España, por la programación de más vuelos y una gestión más ágil de los visados.

Asimismo, los dos dirigentes conversaron sobre el papel de España en la Unión Europea, las relaciones de China con los Veintiocho y sobre la conveniencia de que los dos países programen una serie de visitas que fortalezcan sus relaciones.

El presidente Xi, que tenía prevista una visita turística en la isla, adelantó su regreso debido al derrumbe de las obras de construcción de una central eléctrica en Jiangxi, que ha costado la vida a 67 trabajadores, indicaron fuentes oficiales españolas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus