•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El empleo informal en Nicaragua tiene más probabilidades de crecer en los estratos con más bajos niveles de educación, afectando principalmente a mujeres, jóvenes y personas en edad avanzada, señala una investigación realizada por funcionarios del Banco Central de Nicaragua (BCN). Los resultados del trabajo “Determinantes de la informalidad en Nicaragua” indican que la informalidad genera ingresos menores que los del empleo formal y se concentra mayoritariamente en las actividades agrícolas y de comercio.

Los detalles están reflejados en el tercer volumen de la Revista de Economía y Finanzas, la cual además contiene los resultados de otras cuatro investigaciones. “La informalidad se asoció a la no afiliación a la Seguridad Social y a asalariados que laboran en establecimientos con menos de cinco empleados. La magnitud del empleo informal motivó este estudio dado que este fenómeno incide directamente en el nivel de competitividad y productividad de las unidades económicas, limitando el crecimiento de los países y el bienestar de sus ciudadanos, en especial los más vulnerables”, explicó el economista, Freddy Cruz, a cargo de la investigación.

Cruz manifestó que el 82% de la población ocupada no cuenta con Seguro Social. Respecto a la informalidad medida desde las empresas, esta asciende al 71.1% ya que la mayoría labora en negocios que tienen de una a cinco personas y el 75.7% lo hace en negocios que no llevan ningún tipo de registro contable.

Otros

Otro estudio denominado “Gastos y percepciones de turistas sobre Nicaragua como destino turístico” destaca que el 83% de los turistas que llegan al país tienen un gasto promedio per cápita-día de US$32.2, siendo los que más gastan los provenientes de Norteamérica. “El 65% de los que nos visitan permanecen menos de siete días, el 56% son centroamericanos, el 62% son menores de 30 años, el 65.7% viene por la vía terrestre, el 70.9% tiene educación superior y su visita se debe a vacaciones”, precisó el investigador, Adolfo Díaz.

Por su parte el estudio “Condiciones de intermediación financiera y la economía real” concluye que las medidas de política dirigidas a impulsar condiciones financieras más laxas tienen un impacto positivo sobre la actividad económica, aunque pudieran conducir a presiones inflacionarias.

En tanto, el trabajo “¿puede el crecimiento afectar la productividad?” apunta a que, para el caso de Nicaragua, no se puede rechazar la hipótesis nula de relación de causalidad de producto a productividad. Y finalmente, el estudio “Crecimiento del Crédito en Nicaragua: ¿crecimiento natural o boom crediticio” indica que durante el período en estudio no ha habido boom de crédito. En su lugar, el crecimiento sostenido del crédito se encuentra en correspondencia con el crecimiento de la economía.

“Con esta publicación, el BCN promueve el intercambio de conocimiento en temas relacionados con las ciencias económicas”, señaló por su parte el presidente de la entidad, Ovidio Reyes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus