•   Madriz, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las expectativas en las Segovias son muy altas para la producción del café en el ciclo 2016-2017. Según datos dados a conocer por las autoridades de la región, se recolectarán más de 360,000 quintales. 

Estimaciones de la Oficina Regional de la Comisión Nacional del Café (Conacafé) indican que Estelí cosechará 11,600 quintales; Madriz, 112,800; y Nueva Segovia, 242,458. De acuerdo con el último Censo Nacional Agropecuario, Madriz cuenta 14,204 hectáreas, Nueva Segovia con 25,000 y Estelí con 14,324.

Los productores ya hablan de "estabilización de la producción cafetalera", después de superar la crisis de 2012, cuando los cafetales "mayoría de línea arábiga" fueron engullidos por la roya. Los finqueros tuvieron que replantearse una nueva cultura en el cultivo.

"Estimamos que ya un 75 por ciento está renovado en todo el municipio de San Juan de Río Coco y el proceso está en marcha", señaló Heberto Rivas Espinales, caficultor de zona madricense.

Este municipio cuenta con alrededor de 10,000 manzanas del cultivo y es la principal actividad económica en el territorio. Las nuevas variedades resistentes a la roya ya están brotando la primera cosecha fuerte. "Tuvimos una producción de 68,000 quintales en el ciclo anterior y para el presente tenemos una expectativa que puede llegar a 110,000 quintales”.

Renovación empírica

Aunque las montañas segovianas volvieron a vestirse de verde con la renovación puesta en marcha durante el período posroya, los caficultores reconocen que la transformación se ha realizado con bastante empirismo, pues establecieron las nuevas plantaciones sin ningún asesoramiento técnico sobre el tipo de variedades, calidad de semillas y las alturas de adaptabilidad.

"En San Juan de Río Coco llenamos las fincas de "catimores". De aquí, muchos productores y corteros viajaron a Honduras y no sabemos cómo obtuvieron las semillas, si se las regalaron o las compraban. Hicieron sus viveros y vendían las plántulas como café lempira", relató Rivas Espinales.

Para Eddy Gutiérrez Zavala, productor de Jalapa, la crisis de la roya trajo una oportunidad que lamentablemente fue desaprovechada por los caficultores.

"Estuvimos en un punto de partir de cero, lo cual era un momento de relanzar la caficultura, corrigiendo todos los defectos y problemas que se venían teniendo desde hace 150 años. No hubo un plan concreto, oportuno. Entonces la gente hizo lo que pudo y volvió a cometer los viejos errores, y que van a cargar ahora durante los próximos 20 años porque es un cultivo permanente", expuso. Gutiérrez Zavala reconoce que la recuperación de los volúmenes de producción para el presente ciclo es el resultado del loable esfuerzo de los productores.

"Cuantitativamente no sabemos cuánto se ha recuperado de los cafetales, pero sí se ven indicios de que las áreas afectadas por la roya están entrando nuevamente a la cosecha. En Jalapa se estima que el 90 por ciento está renovado".

La roya se convirtió en una oportunidad

Otro factor que los productores ven necesario tomarlo en serio es el proceso de investigación "de usos de tecnologías para dejar de hacer las cosas de manera rudimentaria, principalmente entre los pequeños productores", acotó Gutiérrez Zavala.

Julio César Centeno Martínez, del proyecto "Cosechemos más café" que ejecuta Tecnocer, comentó que la roya vino también a cambiar la mentalidad de los productores. "La roya dejó de ser una fatalidad y se convirtió en una oportunidad, porque la mayoría de los productores están renovando el café. Ahora el productor está aportando a su sistema productivo y con mayores conocimientos", refirió.

Agregó que los caficultores están conscientes de manejar variedades adaptables a los cambios climáticos, como la marsellesa y parainema, que exigen menores rangos de precipitaciones.

Centeno Martínez recordó que Nicaragua compite en los mercados con su café de calidad. "Si estamos hablando de que estamos obteniendo café de 84 puntos, no vamos a competir con variedades que no dan esa taza. En el país, y sobre todo en las Segovias, se logran cafés hasta de calidad presidencial arriba de los 90 puntos. El desafío está en cómo conservar esas metas", recalcó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus