•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, pidió ayer no crear “ruidos innecesarios” ni “mandar expectativas incorrectas” sobre las negociaciones del salario mínimo.

Hoy se instalan en el Ministerio del Trabajo las mesas negociadoras del salario mínimo para este año y, aunque Aguerri dijo que “es válido presentar cualquier cifra” del aumento salarial en el inicio del proceso, el Cosep no presentará todavía su posición sobre lo que se debe incrementar el salario mínimo.

El representante del sector empresarial expresó que hay que tomar en cuenta los riesgos de incrementar el salario “por una decisión política y no de mercado”.

“Lo acabamos de vivir en el caso de El Salvador. El Salvador está incrementando a partir de enero en un 40%, más o menos, el salario de zona franca. ¿Y qué es lo que significó esta decisión? Que solo en el mero inicio que se dio a conocer esa decisión, cuatro empresas ya solicitaron su cierre en El Salvador”, ejemplificó Aguerri.

Subrayó que “los sindicatos saben y los líderes sindicales saben” que si se aumentan los salarios más allá de cierto porcentaje, no se podrán vender los productos que las empresas fabrican y “en vez de aumentar salarios, lo que vamos a estar aumentando es desempleo”.

Te interesa: El 2016, año de precios bajos para los commodities

“Lo importante es entender que entre más nicaragüenses consigan empleo formal es para beneficio de todos. No solo de los colaboradores y las empresas sino del propio país”, sostuvo el representante del sector privado nacional.

El Nuevo Diario intentó comunicarse con el secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), Roberto González, para abordar el tema, pero este no respondió su teléfono celular.

Sin embargo, este líder sindical dijo a un medio televisivo que solicitarán un incremento por el orden del 10% para este año, con base en el crecimiento económico del país (estimado en un 4.7% en 2016) y la inflación (menor al 3.5%).

ZONA FRANCA

Por otra parte, Aguerri refirió ayer que este año será particular porque a partir del 1 de enero se aplicó el último incremento del 8% para los trabajadores de las zonas francas, como parte de un acuerdo multianual vigente hasta este año entre representantes de los trabajadores y empresarios de ese sector.

“Ya los trabajadores de zona franca van a tener en la primera quincena de este año un incremento para el 2017, de 8%. Este es un tema que se va a tener. Lo que nos estamos planteando es hacer una revisión, buscar cómo retomar una negociación que vaya a más de un año para este sector, que ojalá logremos desarrollarla en los primeros seis meses del año”, explicó José Adán Aguerri.

Asimismo, Aguerri manifestó que esa negociación es importante para que no se detengan los procesos de atracción de inversiones y la creación de nuevos empleos en el sector de zona franca.

A partir de ese incremento de 8%, el nuevo salario mínimo de los trabajadores de zona franca es de C$5,044.69, dijo Pedro Ortega, secretario general de la Confederación Sindical de Trabajadores de Zonas Francas (CST/Zonas Francas).

Sin embargo, Ortega manifestó que los trabajadores de ese sector ahora pedirán que el incremento del salario se establezca en las negociaciones tripartitas, junto con los demás sectores.

El acuerdo multianual que firmaron los líderes sindicales y los empresarios de zonas francas permitió un aumento de salario de 8% por cada uno de los cuatro años de vigencia de ese acuerdo.

“Hay que entender que este salario mínimo que se ha aumentado en zona franca es el salario base que se usa para luego también, en el caso de los trabajadores de zona franca, ellos ganan en adición al salario mínimo la parte que corresponde a lo que desarrollan por producción”, reveló el presidente del Cosep.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus