•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El aumento del precio del petróleo podría hacer que crezca un poco la inflación en el país en 2017, dijo una fuente oficial.

“No obstante, la inflación la esperamos un poco más elevada. Primero, porque los precios del petróleo han repuntado. Estamos por encima de los US$50 (por barril)”, expresó Ovidio Reyes, presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), después de afirmar que la institución espera nuevamente un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) entre 4.5 y 5%.

Según Reyes, el año pasado el precio contratado del barril de petróleo rondó los US$42.

“Ya para el año 2017, nosotros estamos previendo un precio promedio de US$57. Eso indudablemente va a tener un efecto en los precios”, explicó el presidente del Banco Central.

Por otro lado, agregó que la economía mundial, como han anunciado algunos organismos internacionales, está dando señales de recuperación.

Reyes explicó que debido a eso van a subir las tasas de interés de referencia de política monetaria de los principales bancos centrales del mundo, incluyendo la Reserva Federal de los Estados Unidos.

“Eso indudablemente también va a conducir a un aumento de la inflación mundial que podría tener, y va a tener, creemos nosotros, una repercusión ligera en la inflación nacional, que nosotros la estaríamos esperando entre cinco y medio y seis y medio por ciento”, aseveró Reyes.

El economista independiente Sergio Santamaría considera que es acertado pensar que habrá una mayor inflación en este año, incluso, él considera que podría ubicarse entre un seis y siete por ciento. 

Sin embargo, coincide con Reyes en que el incremento de precios será menor de dos dígitos.

“Lo ideal para el sector laboral y para la competitividad del país es que la inflación interna sea menor a la tasa de devaluación (de la moneda, que en Nicaragua es fija, de 5% anualmente)”, explicó Santamaría.

En el 2016, la tasa de inflación acumulada del país se ubicó en 3.1%, muy por debajo de las proyecciones que hizo el Banco Central a principio del año.

Para Reyes, la baja inflación del país, el año pasado, se debió a una baja inflación a nivel mundial y de los precios del petróleo y de los combustibles; así como a una mayor oferta de productos alimenticios, “que resultó de la regularización del régimen de lluvias”.

Subida de tasas

El economista Santamaría también considera que la subida de tasas de interés de las principales economías del mundo tendrá un efecto en la inflación nacional este año.

Explicó que al hacer más atractiva las tasas de interés de esos países, principalmente la de Estados Unidos, los capitales tratan de refugiar, sobre todo en situaciones de crisis geopolíticas, ahí.

“Entonces es un incentivo para las inversiones en Estados Unidos”, indicó.

Según los economistas, el dólar se vuelve más fuerte y las importaciones, que por lo general se compran en dólares, más caras.

Santamaría concluyó que los Estados Unidos y otros países desarrollados prefieren que aumente la inversión, aunque los precios internos se incrementen.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus