•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unos 35 jóvenes de 15 institutos públicos de Nicaragua cuentan con nuevas herramientas para lograr un mayor crecimiento profesional y personal tras capacitarse durante tres años en las áreas curriculares de inglés, computación y valores, de forma complementaria y paralela a sus estudios públicos. Esto fue posible gracias al centro  empresarial Supérate, financiado por la Fundación Calsa y apoyado por la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua.

Los muchachos finalizaron sus estudios con la celebración de la primera graduación del centro, en la cual recibieron sus diplomas de manos de los impulsores de la iniciativa. Con esta experiencia de tres años ganan todos: los estudiantes, sus padres, la fundación y el país, según manifestó César Lacayo, presidente de la Fundación Calsa.   

“Ustedes han adquirido el inglés como segunda lengua y dominan una herramienta fundamental en estos tiempos, la computación. Cuando el Cosep en su Agenda 2020 propone que el país debe invertir más en el desarrollo de las capacidades de nuestra gente y que debemos acceder a la nueva tecnología para incrementar la competitividad, en el Grupo Calsa podemos afirmar que ya lo estamos haciendo y aquí están los primeros resultados”, expresó Lacayo.

Calidad 

Los jóvenes completaron con éxito certificaciones internacionales en inglés (Toeic) y computación (Microsoft Office Specialist), que les ayudarán a sobresalir en el corto plazo. Además cuentan con una sólida base de valores  que reflejan el compromiso de seguir contribuyendo al desarrollo socioeconómico de Nicaragua.

También: Funides: Pedagogía y tecnología deben ir de la mano

El director del centro Supérate, Cristopher Montenegro, explicó que el programa se viene desarrollando desde el 2014 con jóvenes que tienen un alto rendimiento académico y muchos deseos de superación. “Nosotros vamos a los colegios, hablamos con la dirección del centro que nos provee la información sobre los mejores alumnos, a ellos ofrecemos la oportunidad de incorporarse al programa con una beca completa”.

Montenegro destacó la decisión del grupo Calsa, a través de sus empresas, de apoyar la educación de los muchachos, facilitando los recursos económicos. “La fundación hizo una inversión inicial de aproximadamente medio millón de dólares en el 2014 y anualmente tenemos un presupuesto de casi 300 mil dólares”, dijo.   

La embajadora de Estados Unidos, Laura Dogu, aseveró que el Gobierno de su país está interesado en apoyar proyectos educativos, debido a que la educación es fundamental en la prosperidad de cualquier país. “En el Caribe (de Nicaragua) también estamos trabajando con los jóvenes a través de programas de enseñanza de inglés, estamos enviando profesores de inglés a estudiar a Costa Rica, porque con mejores maestros los éxitos son mejores”, dijo la diplomática durante el acto.   

Erika Gaitán, originaria de Masaya, obtuvo el mejor puntaje en la clase de inglés, una herramienta que, dice, será muy útil en la carrera de Administración Turística y Hotelera que empieza a cursar en marzo de este año. “Fue algo maravilloso porque además de conocer gente, te ayuda a crecer profesional y personalmente. Me siento muy bien. Quiero culminar mi carrera y luego quisiera ofrecer mis servicios a este centro”, refirió la joven.

Te interesa: Avances en la internacionalización de la educación superior en Nicaragua

   

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus