•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El total de ingresos de remesas en 2016 ascendió a US$1,264.1 millones, reflejando un crecimiento de 5.9 por ciento, en comparación con 2015, cuando el país captó US$1,193.4 millones, según el informe de Remesas Familiares correspondiente al IV trimestre de 2016, divulgado la semana pasado por el Banco Central de Nicaragua (BCN).

En el 2016, el flujo de remesas que ingresó al país mostró la misma tendencia observada en los últimos años. Las cuatro principales economías emisoras aglomeran el 91.1 por ciento del total de divisas recibidas por las familias nicaragüenses. Estados Unidos (54.6%), Costa Rica (21.4%), España (8.9%) y Panamá (6.1%).

“Las remesas provenientes de Estados Unidos totalizaron 690.1 millones de dólares, superior en 3.5 por ciento a lo observado en 2015 (US$666.5 millones). Asimismo, el número de transacciones creció 9.4 por ciento con relación a 2015. Esta tendencia es congruente con la disminución en el desempleo hispano en Estados Unidos observado durante 2016 (0.8%)”, indicó el Banco Central.

El dinamismo experimentado durante el año – particularmente durante el III y IV trimestre – coadyuvó a que las remesas se consolidaran como una fuente sustancial de divisas en Nicaragua, impactando de forma directa al consumo de los hogares y por ende al crecimiento.

Los datos del informe indican que, según departamento, Managua continuó siendo el principal destino del flujo de remesas enviadas por nicaragüenses desde el exterior.

El 70 por ciento del total de remesas recibidas en 2016 se concentró en cinco departamentos: Managua (36.5%), Chinandega (9.1%), León (8.8%), Estelí (8.5%) y Matagalpa (7.2%).

Monto promedio

Através de los bancos comerciales y agencias especializadas se recibieron US$1,141.3 millones, 6.2 por ciento mayor a lo observado en 2015 (US$1,074.9 millones), agrega la institución.

El monto promedio de envío fue 184.1 dólares (US$189.6 dólares en 2015) y el total de transacciones se incrementó 9.4 por ciento, con respecto a 2015. Por su parte, el flujo de remesas de bolsillo que ingresó al país se estimó en 122.8 millones de dólares, 3.6 por ciento mayor que lo observado en 2015 (US$118.5 millones).