•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La directora del Banco Mundial, Kristalina Georgieva, dijo ayer que China necesita aprender de la experiencia de otros países para construir un sistema financiero sólido que promueva la competencia si quiere que sus reformas estructurales tengan éxito.

"Hay un montón de lecciones para China del resto del mundo, especialmente desde la crisis financiera", dijo en una ponencia parte del China Development Forum 2017 que se celebra estos días en Pekín.

Cuidado

La política búlgara apuntó que el gobierno de Xi Jinping debe tener cuidado con el grado de su participación en la reestructuración económica y la implementación de sus políticas industriales, porque está comprobado por la experiencia de algunos mercados emergentes que "las industrias que estaban protegidas detrás de las altas barreras arancelarias nunca crecieron desde su nacimiento y siguen siendo la carga para el Estado y la economía".

"Cuando el dinero del estímulo es abundante, incluso las empresas ineficientes sobreviven", por lo que "necesitamos ver más aumento en la competencia para facilitar" la entrada y la salida de las empresas del mercado y "nivelar el campo de juego", dijo la directora del BM.

Así, la competencia "depende del buen funcionamiento del sistema financiero", que este "respalde inversiones con altos rendimientos y que sea capaz de financiar la innovación y las 'start-ups' y la reestructuración de empresas que ya no son viables", agregó.

Desde el sábado y hasta hoy, se está celebrando en la capital china este foro en el que participan altos funcionarios del gobierno, líderes corporativos globales, instituciones y académicos para discutir temas como las reformas económicas del país y su relación con el resto del mundo.