Secciones
Multimedia

BID propone la creación de un área de libre comercio en toda América Latina

El BID hizo una serie de sugerencias durante su asamblea anual en Asunción.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) recomendó ayer a los países de América Latina y el Caribe una mayor integración comercial en la región, creando un Área de Libre Comercio de América Latina y el Caribe (Alcalc), para protegerse contra “un ambiente comercial mundial cada vez más difícil”.

La recomendación del BID, que está contenida en la segunda parte de su informe macroeconómico, fue presentada ayer a los gobernadores de la institución durante la última jornada de la asamblea anual del BID y la Corporación Interamericana de Inversiones (CII) que se celebra en Asunción.

BID afirmó que la mayor integración comercial de la región también alentaría a las empresas a ser más productivas, uno de los grandes problemas económicos de América Latina, y unirse a las cadenas de suministro globales.

El Alcalc crearía un mercado único de 5 billones de dólares y el 7% del producto interior bruto mundial.

El vicepresidente del BID para Sectores, Santiago Levy, que presentó la recomendación a los gobernadores de los 48 países miembros del organismo, afirmó que propuestas similares han fracasado en el pasado por ser “demasiado ambiciosas”.

“Proponemos una ruta de integración más sencilla y más flexible, que se concentra primero en las ventajas comerciales y se edifica sobre una amplia red de acuerdos comerciales preferenciales que ya existe”, explicó Levy.

“Es más fácil de hacer que lo que podrían prever muchos legisladores”, añadió.

BID propone un Alcalc que evite “arquitecturas complejas o la inclusión de temas no comerciales que han frustrado esfuerzos similares en el pasado”.

El planteamiento sería similar al que ha posibilitado el nacimiento de la Alianza del Pacífico entre Chile, Perú, Colombia y México.

Quinta potencia

Un bloque económico latinoamericano sumaría 5 billones de dólares y supondría la quinta economía del mundo, señaló el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al insistir en la importancia de fortalecer la integración regional.

“La región tiene un gran potencial (...). Integrada sería la quinta economía del mundo, por detrás de EE. UU., la Unión Europea, China y Japón”, subrayó Santiago Levy, vicepresidente de Sectores y Conocimiento del BID, en rueda de prensa en el marco de la reunión anual del organismo.

“Con 5 billones de dólares, se convertiría en un jugador muy importante en los mercados globales”, agregó al presentar el informe sobre comercio regional titulado “Caminos para Crecer en un Nuevo Mundo Comercial”.

Durante los cuatro días de encuentros y conferencias, el BID ha marcado como prioritario acelerar los procesos de integración comercial y económica en Latinoamérica, especialmente en el actual contexto de incertidumbre y llamados al proteccionismo en países avanzados como Estados Unidos.

Levy apuntó como un ejemplo en la dirección correcta el bloque comercial de la Alianza del Pacífico, conformado por Chile, Perú, Colombia y México, y añadió que Brasil y México tienen la “fuerza gravitatoria” para actuar como catalizadores acercando el Mercosur a este acuerdo.

En el reporte, se propone la creación de un Área de Libre Comercio de América Latina y el Caribe (Alcalc), con la que se permitiría impulsar un motor de crecimiento económico poco trabajado, pues la región cuenta con una de las tasas de comercio interno más bajas del mundo, con menos del 20 % frente al 50 % de otras zonas como Asia.

De cara al futuro, Antoni Estevadeordal, gerente del Sector de Integración y Comercio de la institución, advirtió que “nos espera un entorno comercial mundial más desafiante” y “esta realidad promete ser cruda con los acuerdos menores; si no adquieren una masa económica crítica, corren el riesgo de volverse irrelevantes”.

La Asamblea Anual del BID concluyó ayer con el encuentro de sus gobernadores, conformado por los ministros latinoamericanos de Economía y Finanzas.