•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El vicetitular del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), Roberto Araquistáin, participó en Chinandega en la entrega de reconocimientos a la empresa Seajoy, por su labor en favor de aumentar la productividad camaronera, preservando el ecosistema del Estero Real.

“Es enorme el esfuerzo del gobierno para brindar un ambiente propicio de desarrollo de las actividades productivas en Nicaragua y en Centroamérica, sobre todo a aquellas iniciativas que se adaptan al cambio climático”, dijo Araquistáin, en la entrega de reconocimiento por el trabajo, la calidad y transparencia de la empresa Seajoy Nicaragua.

“Estos son actos de amor a la madre tierra, que esta empresa camaronera está realizando junto a otras empresas en el occidente del país. El gobierno apoya el cambio de la cultura de derroche, de contaminación y daños al ambiente, por aquellas que preservan a la naturaleza”, dijo el alto funcionario público.

Seajoy fue la empresa camaronera en ser distinguida con una placa al mérito, junto a 14 iniciativas de grupo en la zona de la península de Cosigüina y los Playones de Catarina, que trabajan en favor de conservar el medioambiente con tareas productivas, colaterales al cuido del bosque manglar y forestal.

El gerente general de Seajoy, ingeniero Israel Wong, destacó que existen cinco programas medioambientales dentro del entorno de la concesión, entre ellas la reforestación de 587,000 propágalos de mangle rojo, liberación de 45,000 neonatos de tortuguillos de la especia carey, preservación de la concha negra, de la cual se produjeron 880 docenas para repoblar la zona, reforestación de 200,000 árboles de las especies guanacaste blanco, roble, cedro real, caoba y tamarino, Programa de reducción de la huella de carbono, con la sustitución de bombillos económicos y el programa de monitoreo a la biodiversidad de la flora y fauna de la zona.

OTROS ESFUERZOS

A la par, en una actividad separada, por la mañana, se agradeció los esfuerzos de grupos de mujeres que conservan la concha negra, a las organizaciones no gubernamentales que trabajan en la zona pesquera, a quienes trabajan en el bosque con labores de apicultura y a los productores privados que reforestan sus fincas productivas.

“Se pueden dar los cambios en los individuos, si comenzamos con la educación. Enseñar a la niñez a cuidar el medioambiente. Estimular a quienes trabajan con el medioambiente y hacen labores de adaptación al cambio climático es el inicio de muchos cambios”, dijo Daniel Pozo, productor de Cosigüina.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus