•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La empresa estadounidense Flex Building Systems llegó este martes a Nicaragua para ofrecer un producto de construcción innovador fabricado a base de PVC. El presidente de la compañía, Mark Walker, se reunió con representantes del sector construcción y de vivienda para presentarles la última tecnología en soluciones de viviendas prefabricadas y edificios, la cual ha tenido muy buena acogida en Sudáfrica y Estados Unidos debido a su flexibilidad, resistencia y rápido ensamblaje.     

De encontrar socios y conseguir los permisos correspondientes en Nicaragua, Walker señaló que la empresa está dispuesta a establecer una fábrica de estos materiales en un período de seis meses, aunque no precisó de cuánto sería la inversión.  

“Es un sistema que hemos creado con el conocimiento de la industria de la construcción y con nuestro conocimiento del plástico para crear un producto revolucionario que es fácil de erigir, de larga durabilidad, muy sólido y estable. Tenemos varios proyectos de construcción alrededor del mundo”, dijo el empresario. 

Características     

El sistema de construcción que propone la Flex Building Systems comprende perfiles de plástico modular extraídos de material de policloruro de vinilo (PVC) con paneles livianos y fáciles de instalar. Pueden utilizarse para edificar viviendas, aulas, clínicas móviles, oficinas, casetas de vigilancia, campamentos militares y centros de emergencia, entre otros inmuebles. 

El material es capaz de resistir vientos de hasta 180 kilómetros por hora, se puede construir en poco tiempo y además es transportable. Respecto al costo, Walker ejemplificó que una casa de 65 metros cuadrados, de dos habitaciones, podría levantarse en un solo día con un costo de 9,500 dólares. “Eso incluye todo, excepto la tierra, las conexiones de agua y electricidad. El costo es muy bajo”, indicó.

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, quien participó en el evento, manifestó que estas edificaciones son idóneas para lugares lluviosos y vulnerables a sismos. “Aquí en Nicaragua tenemos las dos cosas. El precio es muy bajo y las personas que quieran construir este tipo de casas no necesitan de mucho entrenamiento. La tecnología en el mundo está cambiando y es importante para  Nicaragua beneficiarse de los cambios de este tipo de tecnología”, sostuvo la diplomática. 

Héctor Lacayo, presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur), señaló que desde la fundación de la entidad, hace 25 años, ha trabajado para dar solución al déficit habitacional en el país, la cual se estima actualmente en 348,000 viviendas nuevas y 609,000 viviendas que requieren mejoras. Además cuenta con 70 proyectos habitacionales. 

Cadur ha puesto mucha atención al tema de las viviendas de interés social, cuyas medidas oscilan entre los 36 y 60 metros cuadrados de construcción, y el precio no sobrepasa los 32,000 dólares. 

Para Lacayo, la llegada de esta empresa podría representar una oportunidad para el sector. “El sector construcción es diversificado, aprendemos rápido y nos adaptamos rápido. Actualmente utilizamos sistemas constructivos de mampostería confinada, mampostería reforzada, estructura de concreto forzado o monolítico, sistema liviano, prefabricado de loseta y vivienda de bloque prefabricado. Tenemos una renovada capacidad para crecer y un clima favorable de inversión”, refirió Lacayo.

Mercado 

Flex Building Systems tiene una fábrica en Sudáfrica y está comenzando una fábrica en Estados Unidos. Entre sus planes está también la construcción de una planta en Filipinas. En el caso de Nicaragua, Walker dijo que este país sería como un puente entre Norteamérica y Suramérica, el cual le daría acceso a muchos mercados. “Si vamos a trabajar en el área centroamericana esta ubicación es magnífica”, subrayó.

La compañía está buscando socios, fabricantes y distribuidores que estén interesados en incursionar con este nuevo producto. Para ellos, puso a disposición el número telefónico 586-506-2034. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus