•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La unión aduanera en Centroamérica poco a poco está dejando de ser un anhelo. Honduras y Guatemala pondrán en marcha la unificación en julio próximo, mientras que los demás países de la región, como Nicaragua y El Salvador, estarán atentos a los primeros resultados que arroje este mecanismo comercial, urgido por los empresarios.

Sin embargo, algunos expertos consideran que la implementación de la unión aduanera centroamericana enfrenta una serie de inconvenientes. “Hay recursos económicos y financieros que hay que dedicarle a la unión, eso se interpone, pero hay  obstáculos políticos, y obstáculos técnicos y financieros”, planteó el gerente de la Asociación de Productores y Exportadores (APEN), Mario Arana.

Uno de los grandes problemas que el sector privado nicaragüense ha planteado es la burocracia en las fronteras, principalmente con Costa Rica, donde en ocasiones, se ha informado, el transporte de carga realiza kilométricas filas para pasar de un país a otro. La unificación permitiría agilizar el transporte de mercancías.

Retos 

El informe Retos de la Unión Aduanera en Centroamérica, publicado en 2011 por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), concluye que se “ha tenido importantes avances en la coordinación de procedimientos y regulaciones para facilitar la libre circulación de bienes y servicios, pero persisten desafíos en el ámbito fiscal”.

La unión aduanera en Centroamérica podría ser una realidad en 6 años

Los beneficios económicos que se esperan de la unificación es lograr una mayor fluidez del comercio, disminuir los costos de transporte, logística y administración pública, usar de forma regional la infraestructura y robustecer la posición negociadora de la subregión frente a terceros, indica la Cepal en su informe. 

Pagos y más pagos

Por su parte, el presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua (ATN), Marvin Altamirano, enfatiza que si se cumpliera la Unión Aduanera no solo beneficiará a los transportistas sino a toda Centroamérica, porque se podría viajar de Nicaragua a cualquier país de la región y en un mismo día la mercadería llegaría a su lugar de destino.

“Con la implementación de la unión aduanera se reducirían los tiempos y los costos, porque ahorita se realizan pagos en cada frontera, solo en Costa Rica se pagan 130 dólares por pasar”, dijo el dirigente de los transportistas de carga de Nicaragua, quien a la vez mencionó que la unificación le daría más competitividad a la región. 

Altamirano considera que hay voluntad política de los gobiernos de Centroamérica para impulsar la unión aduanera, pero indicó que a nivel de gobiernos existen protecciones a diversos sectores  económicos, lo cual está incidiendo en la puesta en marcha de este mecanismo comercial que tanto necesita el istmo. 

Al respecto, el gerente general de APEN, Mario Arana, coincidió que: “Los países y los empresarios ganarían en competencia, y sería una región más próspera. En el fondo hay persistencia de intereses creados, eso es lo que obstaculiza el avance. Hay recursos económicos y financieros que hay que dedicarle a eso, y eso se interpone”. 

De acuerdo con un estudio del Banco Mundial (BM), divulgado en 2013, los costos por logística en la región centroamericana pueden agregar hasta un 50%  al precio final de los productos que se comercian en Centroamérica, lo que afecta tanto a las importaciones como a las exportaciones de la región.

Hernández: Unión Aduanera Honduras-Guatemala es ejemplo para Centroamérica

“Los análisis revelan que los altos costos de servicios de transporte terrestre y la precaria condición de las carreteras, junto con lentos y complicados procesos de aduanas que generan cuellos de botella en los cruces fronterizos, tienen un impacto negativo sobre la competitividad centroamericana, particularmente de los pequeños productores”, reza la investigación. 

El Banco Mundial agrega que el cruce por fronteras y los procedimientos de exportación no son solo costosos, sino también una fuente de incertidumbre y señala que los camiones pueden esperar hasta 20 horas para cruzar una frontera, lo cual es especialmente costoso para los que transportan productos perecederos.

“Los largos e impredecibles tiempos de espera en cruces fronterizos se deben a infraestructura y equipos limitados, pero sobre todo a falta de coordinación entre autoridades fronterizas”, reza el estudio del organismo, que en 2014 publicó otro informe sobre los elevados costos de transporte terrestre de carga en la región. “La falta de competencia en el sector de transporte de carga por carretera en Centroamérica eleva los costos de traslado de mercancías al doble que en carreteras en África y hasta cuatro veces más que en economías más desarrolladas”, concluyó el BM.

Atento

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, enfatizó recientemente que el 1 de julio próximo, día en que entrará en vigencia la unión aduanera entre Honduras y Guatemala,  es una fecha importante para Centroamérica.

“Ya está preparada la infraestructura, ya están preparados los sistemas para que en tres puestos fronterizos entre Honduras y Guatemala empiecen este proceso”, afirmó Aguerri, al tiempo que destacó que si el proceso marcha a como está diseñado, se reducirá el tiempo de tránsito de carga de un país a otro en un 90%. 

“Esto significa que prácticamente la reducción sería impresionante para el tema de la operatividad de las empresas en lo que significaría reducción de tiempo y costos, si se llega a esa meta”, explicó Aguerri mientras agregó que “estamos seguros que si eso se implementa con esa efectividad, Nicaragua y El Salvador tendremos que buscar cómo sumarnos con la mayor rapidez posible a este proceso”.

CA-4 pondrá en marcha Unión Aduanera

Recursos para avanzar

La semana pasada, la Asamblea Legislativa de Costa Rica aprobó un crédito por US$100 millones para modernizar los puestos fronterizos con Nicaragua y Panamá.  El préstamo fue suscrito con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y se destinará a mejorar la infraestructura de los puestos en Peñas Blancas, Paso Canoas, Sixaola y Tablillas.

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, destacó ayer como algo “positivo” que la Asamblea Nacional de Costa Rica aprobó el préstamo del BID para la modernización de los pasos terrestres entre Costa Rica y Nicaragua; y Costa Rica y Panamá. 

El dirigente empresarial señaló que a partir del 2018 se estarán modernizando paralelamente los pasos fronterizos de Nicaragua con Costa Rica. “Y esto para nosotros realmente es un esfuerzo que finalmente está en desarrollo, está en proceso y que va a beneficiar enormemente a las personas con más tránsito de mercancías”, afirmó Aguerri.

El líder del sector empresarial del país manifestó que “en el caso de Nicaragua el BID dio US$60 millones para el caso de (los pasos terrestres) de Peñas Blancas, El Guasaule. Y ha habido una inyección de US$20 millones adicionales de parte de la Unión Europea, para poder asegurar que también se cubran (los pasos fronterizos) de Las Manos y El Espino”, afirmó Aguerri.

La Hoja de Ruta de la Unión Aduanera Centroamericana 2015-2024, adoptada por los gobiernos de la región, proyecta que para 2024 la unificación ya sea una realidad. El documento contiene una serie de actividades a desarrollar basadas en tres etapas establecidas en el Convenio Marco para la Unión Aduanera: Facilitación del comercio; modernización y convergencia normativa y desarrollo institucional. 

*Con la colaboración de Manuel Bejarano.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus