•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac), Wilmer Fernández, advirtió de que si Honduras no certifica lo más pronto posible a las plantas nicaragüenses para exportar leche fluida, podría haber consecuencia en toda la cadena del sector lechero. 

Desde hace 18 meses, Honduras mantiene el cierre de la frontera a Nicaragua para la exportación de leche fluida. 

Según Canislac, en todo ese período Nicaragua ha dejado de exportar 450,000 litros de leche fluida mensualmente, lo que representa más de 10 millones de dólares.        

Fernández dijo que en noviembre del 2015 el Gobierno de Nicaragua solicitó formalmente a Honduras la certificación de las plantas Lala, San Benito y Centrolac para la exportación de leche fluida, por lo que según él, vinieron a inspeccionar. Sin embargo, Honduras a la fecha no han dado ninguna respuesta. “Nicaragua cumplió con las no conformidades de Honduras, pero estos no han dado la certificación a las plantas”, sostuvo el presidente de Canislac.

PUEDE AFECTAR ACOPIO 

Indicó que de seguir así, habría menor acopio de leche a los productores, menos generación de divisas al país y un desbalance en los precios de la materia prima en el mercado interno. 

“El problema es que si no se reapertura el mercado hondureño, se podrían saturar de leche las industrias nicaragüenses y estas no seguirían comprando. Las industrias no tienen capacidad para almacenar tanta leche. Además que la leche tiene un período de vida. En este caso, los productores serían los más perjudicados”, manifestó Fernández, quien dijo que otro de los problemas que también les preocupa y que le afecta al país es que Venezuela está comprando menos leche fluida a Nicaragua.       

“Nicaragua del 100 por ciento que exporta de leche fluida, el 80 por ciento lo absorbía Venezuela, pero ahora no. Venezuela solo está comprando un 20 por ciento por la crisis que enfrenta”, reveló Fernández.

Señaló que los problemas en mención que tiene Nicaragua con ambos países podrían provocar una sobreoferta de leche fluida en las industrias nicaragüenses.  Aseguró que el sector privado ha hecho todas las gestiones administrativas para destrabar el problema de exportación con Honduras, pero sin resultado alguno.  “Honduras violenta el derecho comunitario en el marco de la integración centroamericana”, dijo Fernández, quien aseguró que este último martes se reunió con el sistema de producción, consumo y comercio para ver el problema del cierre de la frontera con Honduras, y que estos se comprometieron a agilizar eso. El ganadero Álvaro Molina, de Juigalpa, dijo que la empresa Lala le está comprando  a 40 córdobas el galón de leche, lo que calificó de bajo. Según él, el galón de leche debería costar no menos de 55 córdobas debido a los costos de producción que cada día suben.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus