•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando el cemento y el agua entran en contacto, se inicia una reacción química exotérmica que determina el paulatino endurecimiento de la mezcla, conocido como proceso de fragua. Sin embargo, cuando el agua se convierte en una limitante, se hace necesario disponer de un curador para concreto o membrana de curado para que esta entre en acción al darle resistencia a ese endurecimiento del concreto. De esta forma, los curadores de membrana son productos que evitan la evaporación prematura de la humedad del concreto a causa de la acción de la temperatura ambiente.

Entonces, como la reacción de endurecimiento es muy lenta, el factor tiempo permite la evaporación de parte del agua necesaria para la hidratación del cemento, que se traduce en una notable disminución de la resistencia final; y es por ello que debe mantenerse húmedo el concreto recién colado, “curándolo”. En vista de la utilidad que representan los curadores de membrana, Curefast es un producto de la línea de Pinturas Sur de Nicaragua, S.A. que ofrece dentro de sus ventajas, el no interferir en los acabados de repello o pintura, pudiéndose aplicar perfectamente con rodillos o equipos de aspersión.

Los curadores son una emulsión blanca a base agua que se coloca sobre un concreto fresco o recién colado, el material es líquido y sirve para evitar que pierda demasiado rápido el agua que contiene. Esta pérdida de agua puede provocar fisuras o agrietamientos no deseados, normalmente se utiliza agua para curar concretos recién instalados, pero dependiendo del clima y las condiciones se puede provocar un gran desperdicio de agua.

Funcionamiento 

Este producto de curado es capaz de formar una membrana sobre el concreto recién desencofrado previniendo así la pérdida súbita de humedad en la mezcla de concreto y mortero, obteniendo un curado controlado, y eliminando a la vez la necesidad de curar con agua,  de manera que nos ayudar a reducir costos y tiempo.

Para su aplicación, se debe tomar en cuenta las condiciones del clima, por lo que se debe evitar aplicar en superficies muy calientes, así como también esa superficie debe estar seca y libre de polvo, grasa o cualquier otro contaminante. No debe existir acabado (pintura) de ningún tipo para poder aplicar el producto.

La aplicación del producto, se debe realizar según el siguiente esquema: Para columnas, vigas, paredes de concreto y otros elementos encofrados, al momento de quitar la formaleta; en los contrapisos, entrepisos y concreto macizo sin encofrado, se realiza una vez que haya desaparecido el agua de sangrado; de 4-6 horas después de colado el concreto. Para otros elementos y repellos, habrá que esperar de 6  a 8 horas para colocar el curador. Su rendimiento responde de 5 a 8 metros cuadrados por litro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus