•  |
  •  |
  • Edición Impresa

México cerró ayer la primera fase de la Ronda Dos de licitaciones petroleras, que continúa los esfuerzos de abrir el sector a la iniciativa privada tras casi ocho décadas de monopolio estatal, con un resultado que el Gobierno consideró “muy satisfactorio” pese a los aún bajos precios del crudo.

Se adjudicaron 10 de los 15 contratos licitados, todos ellos para la exploración y extracción de hidrocarburos en aguas someras del Golfo de México, concretamente en la provincia petrolera Tampico-Misantla y en las Cuencas del Sureste. 

La inversión estimada a lo largo de la vida de los contratos adjudicados, en la modalidad de producción compartida, será de US$8,192 millones, afirmó en rueda de prensa el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell. 

El secretario expresó la satisfacción del Gobierno por haber adjudicado casi 67% de los contratos, un porcentaje “muy alto” teniendo en cuenta que “los precios del mercado del crudo no son óptimos; se han recuperado, pero no lo suficiente”.

Este aspecto, que achacó a que México es “competitivo para captar este tipo de inversiones”, se suma a la diversificación conseguida entre los participantes, ya que entre las firmas ganadoras hay 10 nacionalidades diferentes.     

Alrededor de 70% de las áreas fueron adjudicadas a empresas de Europa, entre las cuales destacó la italiana ENI México, ganadora de una área presentándose de forma individual y de otras dos gracias a su convenio con Citla Energy E&P y a otro forjado con esta firma mexicana y con Capricorn Energy (Reino Unido). 

Las firmas asiáticas representaron aproximadamente 11% de los contratos, mientras el porcentaje de las latinoamericanas se ubicó alrededor de 20%. 

Coldwell destacó el papel de la empresa estatal Pemex Exploración y Producción, que se hizo con dos bloques gracias a sendos consorcios con la alemana DEA Deutsche Erdoel y la colombiana Ecopetrol Global Energy.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus