María Joaquina Sánchez
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La durabilidad de las llantas del vehículo, por lo general es un punto de interés para el usuario, a este se le da una respuesta genérica y se le dice que las llantas duran entre 45 mil y 60 mil kilómetros, aunque claro está que existen diversos factores que pueden alargar la vida útil de la llanta o simplemente disminuirla, y para ello se deben tomar en cuenta elementos como la calidad, forma de conducción, tipo de terreno, clima y cilindraje. En este apartado, bajo la asesoría de Bernardo Ortega, gerente general de Axis - Distribuidores de llantas; te indicaremos cuáles son las acciones que interfieren en la vida útil de las llantas del vehículo.

Malas maniobras

El experto señala que aunque muchos conductores no se den cuenta, con su forma de manejar afectan directamente la durabilidad de sus llantas, las cuales son las que más sufren los excesos de velocidad. Sumado a esto, el descuido de mantenimiento cada 5,000 a 10,000 kilómetros que incluya balanceo y alineación, son otras acciones que comprometen la vida útil de las llantas, porque si el conductor cumple con realizarle revisiones periódicas a su vehículo, garantiza de alguna forma el desgaste parejo de las llantas y el buen funcionamiento mecánico de la carrocería en general.

Factores como una presión incorrecta de las llantas, conducción agresiva con acelerones y frenazos excesivos, sobrecarga y el no tener cuidado al manejar corriendo el riesgo de ocasionar un choque, también exponen a las llantas a sufrir agresiones que pueden cortarlas y dañarlas, señala Ortega.

En el caso de sobrecargar una llanta y sobrepasar las capacidades indicadas por el fabricante, el experto expone que podemos causar daños a la suspensión del vehículo y a la misma llanta, por fatiga de los componentes que pueden resultar en una falla total de la misma con consecuencias trágicas si ocurre mientras el vehículo está rodando especialmente a altas velocidades. Por otro lado, con la conducción deportiva, el calor excesivo del acelerado degrada el caucho a base del cual están fabricadas las llantas, acortando la vida de las mismas.

Ortega recomienda que cuando se va conduciendo hay que tener cuidado con los baches, escombros y esquinas filosas de las aceras con las que el conductor puede chocar y agredir la llanta en sus costados. 

Consejos para cuidarlas

•Comprar llantas de acuerdo a la utilización que le daremos al vehículo. 

•Mantener la presión de la llanta según la recomendación del fabricante del vehículo y revisarla periódicamente. 

•Conducir defensivamente, evitando baches y escombros. 

•Dar mantenimiento preventivo y realizar reparaciones a las llantas en un centro de servicio que cuente con personal calificado y que utilicen insumos y técnicas correctas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus