•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) Juan Sebastián Chamorro, planteó que si la economía del país llega a crecer 7%, en los próximos 10 años, lograría establecer un Producto Interno Bruto per cápita como el que hoy día tiene El Salvador que es superior a US$4,000.

Para lograr ese crecimiento de un 7%, Chamorro considera que se necesitan tres aspectos importantes: aumentar y diversificar los productos complejos, incrementar la sofisticación y destinar recursos hacia esas actividades. “La estructura de exportación sigue siendo de productos primarios”, planteó en una conferencia en la Universidad Americana (UAM). 

Chamorro explicó a estudiantes de estudios superiores de la UAM, que la canasta exportadora actual del país es similar a la de 1998, con la diferencia que se ha agregado la fabricación de arneses automotrices en los departamentos de León, Chinandega y Masaya, que ya alcanzan el 17% de las exportaciones totales del país.Juan Sebastián Chamorro impartió ayer una conferencia a estudiantes de estudios superiores de la UAM.

“En 1998 se exportaron US$1,000 millones y para 2015 se ha aumentado a casi US$5,000 millones, han incrementado cinco veces desde 1998, y es sumamente positivo, estamos exportando más, pero la estructura es bastante parecida con la excepción importante de la categoría de arneses automotrices que se producen”, expuso Chamorro.

De interés: Cinco países concentraron 61.2 % de las exportaciones de Nicaragua hasta marzo

El director ejecutivo del Funides también mencionó que el 75% de las exportaciones son productos primarios, es decir “la carne, al azúcar, lácteo, oro, productos que son sencillos de hacer y que no requieren de mucha manufactura”. Sin embargo, reconoció que ha habido un incremento paulatino de productos no primarios.

“La experiencia de países que han crecido es que lo han  hecho a través de una diversificación de sus productos hacia productos más complejos. ¿Qué se necesita para producir más y mejores servicios? Más capital humano, bienes públicos (carretera, aeropuertos, puertos) y otros servicios y bienes de la cadena productiva, es decir, pensar en productos complejos”, cuestionó. 

Capacidad productiva 

Chamorro destacó que medir e influir en la capacidad productiva es importante para el desarrollo económico del país. Asímismo, expresó que desarrollar una política de transformación estructural descubrirá actividades factibles que aumenten el nivel de sofisticación de la canasta exportadora, pero aclaró que diversificar significa agregar y no sustituir.

El economista también hizo énfasis en la necesidad de una transformación estructural, es decir, fabricar productos nuevos pero más complejos. Y en ese sentido, sugirió al país establecer una economía más complicada  para crecer. El año pasado Nicaragua tuvo crecimiento de 4.7%, según el Banco Central de Nicaragua (BCN).

Chamorro ejemplificó que el país podría convertir los tablones, que actualmente exporta, en casas prefabricadas o puertas. “Eso no lo estamos haciendo, podríamos agarrar esos tablones, detenerlos de la formación primaria y empezar a hacer polines, puertas, panel, pisos de lujos para casas y transformarlo”, demostró.

“La idea es encontrar un listado de productos que te permitan aumentar la productividad, y ese es el proyecto que el Funides está haciendo. Tenemos que producir cosas nuevas, por ejemplo flores. Colombia exporta más flores que lo que nosotros exportamos en todos nuestros productos, Costa Rica exportó en productos médicos casi US$2,000 millones el año pasado”, dijo. 

Para  lograr exportaciones como las de flores, Chamorro indicó que se necesitan técnicos que sepan de este producto y cadenas de frío en aduanas y comercialización. “El punto es que se necesitan coordinar la industria entre el sector público y privado para que se hagan las inversiones en conjunto”, sugirió.

El Funides recomienda que a partir de un espacio de productos se puedan encontrar mercancías que incrementen la complejidad de la canasta exportadora actual, provean ganancia en la ubicación en el espacio de productos, estén cercanos a la canasta de exportación y tengan demanda mundial de buen tamaño y en aumento. 

Bono demográfico 

El director ejecutivo del Funides también se refirió al bono demográfico del país, el cual a su criterio “se está desaprovechando”. Según las proyecciones de la transición demográfica, en el transcurso de los años la población seguirá creciendo, pero en 2100 se estabilizará e “incluso reducirse”, comentó. 

“Nosotros somos uno de los países más jóvenes del hemisferio, menos jóvenes que Guatemala, Honduras y Haití. Cuba y Uruguay son los países más viejos del continente, que están en una etapa de envejecimiento”, explicó al tiempo que señaló que entre 2016 y 2030 la proporción de jóvenes será la mayor en la historia del país. 

Además, manifestó que la cantidad de jóvenes en edad productiva, de 15 a 29 años, será el porcentaje más grande, pero luego se estabilizará. “Es una riqueza que solo la vamos a tener una vez en la vida y la estamos desaprovechando miserablemente”, valoró el director ejecutivo del Funides ante estudiantes de la UAM.

“La tasa de desempleo por nivel educativo se ha reducido para aquellos  que tienen educación primaria y secundaria, pero para los que tienen educación superior la tasa de desempleo ha aumentado, según las encuesta de medición de vida de los últimos 14 años. La economía está empleando a gente que tiene las capacidades más básicas”, analizó.

Además, lamentó que a los jóvenes de educación superior se les esté haciendo más difícil conseguir un empleo hoy, que hace 14 años. En ese sentido, Chamorro añadió que se están combinando dos factores: el aumento de la población y el desempleo, “por eso es sumamente importante resaltar porqué se necesita transformar la economía”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus