•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace seis años Marcio Reyes Mairena, médico veterinario y ganadero, decidió realizar mejoras genéticas a su hato a través de la compra de semen en la feria Expica. Actualmente tiene reces que son 100% puro, logró establecer su banco de semen y afilió a la  Asociación de Criadores de Ganado Brahman (ACBN).

Su trabajo como médico veterinario de Expica y colaborador en otra finca ganadera le permitió apropiarse de “las bondades del ganado puro y las virtudes de mejorar el hato genéticamente”. “Gracias a la genética, mi ganado es diferente. Todo lo mío nació en Expica, allí aprendí de ganado puro y allí adquirí mi material genético”, afirmó

BID-Fomin aportará fondos para certificar fincas ganaderas

La ganadería nicaragüense ha evolucionado ampliamente, debido en gran parte a las mejoras genéticas. “Entre 1993 y 1995, para mandar un novillo de 400 kilogramos al matadero se tardaba cuatro años, actualmente podemos llevar novillos de ese peso que no son puros en un lapso de 18 a 20 meses” explicó por su parte Óscar Sobalvarro, presidente de Expica.

También el hato ganadero actualmente reporta mejores resultados, por ejemplo, se ha pasado de “un litro de leche por vaca en 1995 a un promedio entre cuatro y cinco en la actualidad. El rendimiento tiene que ver con la genética”, agregó Sobalvarro.

Métodos 

Los métodos de mejoramiento genético están en constante evolución, actualmente en Nicaragua hay tres opciones para realizarlo: compra de ejemplares puros para cruzarlos con otra raza de forma natural, la inseminación artificial y los embriones, de las anteriores la primera es la más tradicional.

Durante la feria Expica se venden en promedio, según los organizadores, unos 170 ejemplares bovinos puros, cuyo precio varía en dependencia de la raza. Óscar Sobalvarro estima que el precio de un reproductor oscila entre los US$3,000 y US$10,000. Si un productor quiere mejorar su hato necesita un toro por cada 25 o 30 hembras.

En la venta de ejemplares bovinos, los criadores de ganado puro nacionales desempeñan un papel importante ya que acaparan el 60% de la oferta expuesta en la feria, el restante son de origen extranjero entre los que destaca Costa Rica, Panamá y Guatemala. 

El material genético  es un producto que también se comercializa en la feria, tanto pajillas de semen para la inseminación artificial como los embriones. “En la feria se comercializa mucho material genético que producimos nosotros y que prácticamente el origen de nuestros hatos son de razas que se producen en Estados unidos y de razas europeas”. 

Las pajillas tienen una oferta nacional muy amplia con precios variables que figuran entre los US$15 y US$1,000 por unidad. El presidente de Expica señala que la oferta de inseminación artificial es muy amplia, “en eso si hay muchos productores en las diferentes razas ya trabajando con programas de inseminación artificial”, aunque no se dispone de estadísticas actualmente que cuantifiquen la cantidad precisa.

Sobalvarro comenta que Nicaragua ya produce sus propios embriones, y se practica la fertilización in vitro por personal nacional. “Muchos nicaragüenses estamos produciendo e implantando embriones , lo hacemos de manera directa en nuestras fincas, y también estamos haciendo la fertilización in vitro, que hace algunos cinco años lo estamos haciendo trayendo técnicos de afuera para trabajarlo aquí, ya están capacitados”.

 El precio de los embriones de raza Brahman se comercializan entre los US$500 y US$600. Un ganadero puede transformar su hato mediante el proceso de absorción que consiste en “mejorar los hijos”, pero el tiempo varía en dependencia de la raza del ganado, si se trata de un criollo el proceso se extiende por dos décadas aproximadamente.

“Una primera etapa busca lograr un 75% de pureza y a partir de eso inicia un proceso nuevo, siembre por absorción y puede lograrlo con mucho esfuerzo en unos seis o siete años, si el proceso empieza desde cero con un ganado criollo es aún más largo y puede llevarse unos 15 o 20 años” ,apuntó Sobalvarro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus