•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cinthya Michelle Marcenaro, de 19 años de edad, originaria de Santa Teresa Carazo, es propietaria de la empresa “El Cofre de Coquín”, dedicada al diseño y confección de piezas crop top (blusas cortas) juveniles, elaboradas con lana o hilo para bordar.

“Este proyecto se trata  de confeccionar ya sean camisas, trajes de baños o cualquier otra prenda que los clientes demanden, pero estas son bordadas o tejidos a mano”, comentó la joven emprendedora.

Cinthya Marcenaro destacó que siempre ha tenido un espíritu emprendedor. “Estaba navegando en las redes sociales y de repente miré la publicación de un amigo que tenía una imagen de un crop top bordado, entonces me interesó de manera personal y le pregunté cómo podía adquirir uno y me dijo que su mama los hacía”.

Agregó: “a mí se me ocurrió la idea de poder comenzar un proyecto en el que la mamá de mi amigo y yo nos involucráramos, ella me ayudaría con la confección y yo podía buscar estilos nuevos en internet, elegir estilos actuales y de esta manera fue que surgió nuestra pequeña empresa”.

El cofre de Coquín apenas tiene cuatro semanas en el mercado. “No tenemos mucho tiempo, empecé creando la página de Facebook, subí algunos estilos y los encargos comenzaron a llover, se han elaborado ya casi 12 por semana y llevamos haciéndolos dos, hasta el momento hay muchos encargos”, comentó Marcenaro.

“Decidí buscarle un nombre único a mi empresa, algo innovador. Mi socia se llama Fátima del Socorro entonces como un seudónimo le pusimos coquito, pero sus nietos le dicen Coquín entonces de ahí “El cofre de Coquín”, para darle merito a ella que realmente tiene gran parte del trabajo”, mencionó la emprendedora.

Además, manifestó que en Nicaragua no hay muchas personas que confeccionen Crop Top bordados o tejidos en ropa moderna, “por lo general son importados de otros países y no precisamente tejidos, entonces a las jóvenes más que todo les llama mucho la atención nuestras confecciones”.

Dificultades

“Iniciar una empresa no es fácil, más en el ámbito económico, porque se necesita hacer una inversión. En estos momentos no tenemos el capital que deseáramos para hacer algo realmente grande ,por esa parte, en el sentido financiero hemos tenido un poco de limitaciones y también en la confección, porque solo es ella la que los confecciona, y son muchos encargos”, expresó Marcenaro.

Marcenaro explicó que como empresa les gustaría llegar a toda la población nicaragüense através de las redes sociales , y a largo plazo les gustaría tener una tienda en físico e introducir más productos a la empresa.

También dijo que “El Cofre de Coquín”, por el momento es una tienda en línea, tienen puntos de entregas en lugares concurridos en Managua y en todo el departamento de Carazo que es donde se encuentran.

“Hemos tenido una buena aceptación, los clientes a quienes les hacemos el pedido han quedado satisfechos, nos ha ido bien en ese sentido”, puntualizó la joven propietaria del Cofre de Coquín.

Mencionó que utilizan hilos, lana o cualquier accesorio que le guste al cliente, para la confección del crop top. “Cuando el cliente hace el pedido yo le pregunto qué tipo de hilo quiere, incluso los hacemos personalizados. Si el cliente tiene un estilo especifico nosotros lo elaboramos”, señaló.

Cinthya expresó que “la experiencia de mi socia es de un año, ya tiene bastante tiempo que se ha dedicado a este rubro, estos estilos los comenzó hacer hace poco, el talento de ella es grande porque son estilos delicados, cada puntada está totalmente cuidada”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus